Los vestigios dispersos de una antigua cultura

Los primeros vestigios de presencia humana en la región proceden de los yacimientos del Paleolítico Inferior y Medio (a partir de 500.000 años antes de Cristo). Estos restos se localizan a pocos kilómetros del cerro en las terrazas del río Manzanares, concretamente en la zona que actualmente se conoce como Pasillo Verde. Pero en esta área no se han descubierto restos humanos, sino únicamente objetos.De hecho, la Edad del Bronce constituye hasta la fecha para los arqueólogos el límite temporal de los hallazgos humanos. Se trata de una época que, en términos generales, abarca en Europa desde el 2.000 al 1.000 antes de Cristo y que se caracteriza por el uso de armas y utensilios fabricados con este metal. A esta franja corresponden tanto los restos desenterrados en Madrid como los encontrados en San Martín de la Vega o los descubiertos más recientemente en San Fernando de Henares, relativos a la cultura campaniforme, tan característica de la región de Madrid. En este caso se descubrió un poblado (fondos de cabaña, silos, un basurero y enterramientos) en muy buen estado de conservación. Los arqueólogos de la Comunidad calificaron este hallazgo como uno de los más importantes de los últimos años.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0006, 06 de agosto de 1999.

Lo más visto en...

Top 50