Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sobresalto

Hace unos días nos ha sobresaltado un nuevo accidente de helicóptero, con el triste resultado de la muerte del piloto.Este helicóptero pertenecía a una empresa contratada por la Comunidad Autónoma de Madrid para el Sercam, que, como se sabe, es el servicio de emergencia para trasladar enfermos o accidentados urgentemente a centros hospitalarios.

Dado que en los últimos seis meses han ocurrido cuatro accidentes con diferente resultado para los pilotos, se me plantean varias preguntas que me gustaría tuvieran respuesta por parte de los correspondientes responsables.

¿Se responsabiliza la Comunidad Autónoma en caso de que los accidentados sean ciudadanos que fueran trasladados en esos momentos? ¿Ejerce la Comunidad Autónoma algún tipo de control sobre estas empresas de helicópteros contratadas y sobre las condiciones de trabajo de pilotos y mecánicos que conducen y mantienen estos aparatos?

Como es sabido, este personal trabaja de sol a sol, y en algunos casos incluso de noche, en la reparación de averías, y como la plantilla es la justa, las jornadas pueden ser maratonianas.

Me pregunto qué calidad puede tener su trabajo en esas condiciones. Parece ser que se les asigna una proporción de días de descanso por días trabajados, pero, por unos motivos o por otros, esto no siempre se respeta, con lo que puede que estén trabajando en esas condiciones durante meses. No me cabe duda de que pilotos y mecánicos están muy capacitados para realizar el trabajo, ya que las condiciones que deben reunir de experiencia son muy estrictas, pero no son superhombres. Como ciudadano que potencialmente puede ser trasladado por uno de esos helicópteros, exijo a la Comunidad, como organismo público contratante, que controle a las empresas contratadas para que no incumplan la normativa laboral, sobre todo en materia de horarios de trabajo y descansos, máxime tratándose de profesiones de alto riesgo.

La Administración no puede hacer dejación de responsabilidades en la empresa adjudicataria del servicio. Supongo que Aviación Civil también debería tomar cartas en el asunto.- . , Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 6 de agosto de 1999