Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España otorga ayudas a los refugiados kosovares para facilitarles el regreso

Material escolar y de abrigo para los más pequeños, y dinero (64.000 pesetas por adulto, 100.000 por pareja y 30.000 por menor) son las ayudas que está concediendo el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales a través de la Organización Internacional de Migraciones a los 632 refugiados albanokosovares que regresan a lo largo del mes de agosto a sus hogares, según detallaron ayer fuentes de este departamento. El propio ministro, Manuel Pimentel, lo confirmó ayer. "Los kosovares están regresando voluntariamente y con ayudas", informa Efe. El primer grupo de refugiados, compuesto por 156 personas, retornó ayer desde la base aérea de Torrejón de Ardoz (Madrid) con destino a Skopje, la capital de Macedonia. Desde allí serán conducidos a la región yugoslava de Kosovo. A España han llegado 1.424 kosovares desde el pasado 25 de abril huyendo de la represión en Yugoslavia, por lo que restan 792 sin haber solicitado aún el retorno. En Asuntos Sociales insisten en que los albanokosovares no deben sentirse presionados por marchar. El ministro Pimentel intentaba tranquilizarlos: "Tenían un itinerario de llegada y otro de regreso; no tenemos prisa, no iremos detrás de nadie para que se vaya". Y lo reiteró la responsable de asilo y refugiados del Ministerio del Interior, Gloria Bodelón: "Sólamente vuelven aquellos que han firmado un documento en el que expresan su deseo de volver sabiendo las condiciones de seguridad en que se encuentra el país". Así, y según los planes diseñados por el Gobierno y las organizaciones humanitarias, los albanokosovares pueden quedarse en España varios meses en virtud del estatuto de refugiado al que están adscritos y a los permisos de residencia y trabajo que les fueron concedidos al llegar. "Los que quieran se pueden quedar aquí, no hay prisa", reitera una portavoz del ministerio. Los que sí se están marchando son, en su mayoría, según Asuntos Sociales, hombres jóvenes que "quieren regresar cuanto antes a su tierra para ver cómo está y comenzar la reconstrucción cuanto antes". Una vez consideren que el entorno es seguro, el resto -mujeres, niños y ancianos- regresará a Kosovo al encuentro del cabeza de familia. Los 161 desplazados que partieron ayer de vuelta han estado acogidos en centros de Madrid, Castilla-La Mancha y de la Comunidad Valenciana. Países como EEUU, Suecia, Dinamarca, Alemania o Reino Unido comenzaron los retornos a mediados de julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de agosto de 1999