Las 'células madre' pueden reparar en ratas el tejido nervioso

Las células indiferenciadas del embrión (células madre) pueden usarse, en ratas de laboratorio, para reparar tejidos defectuosos del cerebro o de la médula espinal. La técnica implica, primero, inducir la diferenciación de las células madre en neuronas y otros tipos celulares del sistema nervioso y, segundo, trasplantar esas células a las zonas defectuosas, según presentó ayer en la revista Science el equipo de Ian Duncan, de la Universidad de Wisconsin (EE UU).Las ratas usadas en el estudio padecen una enfermedad congénita que les impide fabricar mielina, la sustancia que envuelve a las prolongaciones de las neuronas y facilita la transmisión del impulso nervioso. El equivalente humano de esta dolencia se llama enfermedad de Pelizaeus-Merzbacher, y la falta de mielina es también una de las causas de otras patologías humanas como la esclerosis múltiple.

Las células trasplantadas se mostraron capaces de fabricar mielina, y ésta se extendió por su entorno para envolver las prolongaciones nerviosas de las neuronas de la rata receptora. Duncan aclaró ayer que queda mucho trabajo por delante antes de que la técnica pueda usarse en pacientes de esclerosis múltiple y otras enfermedades, pero que los resultados en ratas son "muy prometedores".

El uso de células madre humanas es objeto de polémica. Su obtención implica el uso de embriones humanos, lo que suscita un gran rechazo social y político. Los investigadores públicos de EE UU pueden utilizar células madre humanas, pero sólo si las compran a firmas privadas.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS