Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EH retira su apoyo del texto de rechazo a la violencia y cree que fue "un error" firmarlo

La repercusión pública de la firma por parte de los representantes de EH de una declaración de "denuncia y rechazo" a todos los actos violentos, y la expectativa de constitución en el Ayuntamiento de Vitoria de una mesa por la paz, han retraído a la marca electoral de HB. La formación se retractó de lo suscrito en los textos, idénticos, rubricados el martes en las Juntas Generales de Álava y el miércoles en el consistorio vitoriano. Los representantes de EH dijeron haber cometido "un error" al adherirse a un texto en esos términos "sin entrar en las razones y el origen del conflicto político que enfrenta a Euskal Herria con los Estados español y francés". EH se apeó de lo firmado por juzgarlo "reduccionista".

Tras el acuerdo alcanzado anteayer en la Junta de Portavoces del Ayuntamiento de Vitoria, el alcalde, el popular Alfonso Alonso, anunció una nueva reunión para el lunes con los demás grupos para "seguir hablando del proceso de pacificación". La lectura de esa convocatoria como la de una "mesa o foro por la paz" realizada en diversos medios ha pesado en la decisión de EH de dar marcha atrás. De hecho, el pasado martes, unas horas después de firmar por primera vez la declaración, EH ya protestó por la "manipulación" que entendía que se había hecho de su adhesión al documento.En cualquier caso, la firma, tanto en las Juntas como en el Ayuntamiento, contó con la aquiescencia de la dirección de Euskal Herritarrok. Al menos así interpretaron los demás portavoces políticos el hecho de que los representantes de la coalición independentista abandonaran varias veces las reuniones para realizar consultas.

Otras consideraciones han podido influir en la decisión. Por un lado, el protagonismo otorgado al PP, sobre todo al alcalde vitoriano. Reunir en una misma mesa a todos los partidos del Ayuntamiento de Vitoria para hablar sobre el proceso de paz podría verse como un éxito de Alfonso Alonso frente al fracaso del lehendakari, Juan José Ibarretxe, que persigue un foro superador del Pacto de Ajuria Enea y del Pacto de Lizarra.

Pintadas

Tampoco faltaron manifestaciones contrarias a la postura adoptada por EH: en el casco viejo de Vitoria había ayer pintadas con el texto "HB, quien te ha visto y quién te ve" y la leyenda Kale Borroka (lucha callejera).Los portavoces de la formación radical en el Ayuntamiento y en las Juntas Generales, Iñaki Ruiz de Pinedo e Iñaki Usategi, acompañados por el coordinador de EH en Álava, Santi Hernando, explicaron ayer su decisión en una rueda de prensa en la que no aceptaron preguntas. Ruiz de Pinedo consideró "un error" haberse sumado a la polémica declaración sobre la violencia "sin entrar en las consideraciones generales y las razones que la causan".

La nota aprobada el pasado martes por todos los grupos que integran las Juntas Generales de Álava expresaba la "denuncia" y el "rechazo" de "toda actuación violenta que busque intimidar y coartar la libertad de opción política". Además, se hacía una explícita manifestación de solidaridad "con todas las personas e instituciones afectadas y, particularmente, con José Luis Añúa y su partido, Unidad Alavesa". Días antes, una autoescuela de Añúa en Vitoria había sido incendiada por enmascarados.

El portavoz municipal de EH adujo ayer no haber caído en la cuenta de que la declaración institucional "ocultaba el debate sobre el origen del conflicto que enfrenta a Euskal Herria con los Estados español y francés", y aseguró que ese texto hace "una lectura reduccionista de la situación política actual". "Nuestro error", dijo Ruiz de Pinedo, "va unido a una circunstancia y es que se ha resaltado posteriormente que, para que el diálogo se produjera, era condición necesaria que EH se pronunciara en dichos términos". "El diálogo no tiene que ir unido a ningún tipo de condicionante", agregó antes de asegurar: "Euskal Herritarrok ha hecho, hace y hará una apuesta sincera y decidida para que se superen y desaparezcan todas las expresiones de violencia y, de hecho, somos los que más estamos trabajando en ese sentido".

El portavoz en las Juntas Generales de Álava, Iñaki Usategi, ratificó las palabras de su compañero e insistió en su disposición a "hablar con todas las fuerzas políticas, pero sin poner ningún tipo de condiciones previas". Los portavoces locales de EH, aunque no adelantaron si acudirán o no a la reunión del próximo lunes, aclararon que una junta de portavoces en un Ayuntamiento o unas Juntas Generales (Parlamento provincial) "no tienen rango de foro general y no pueden ser sustitutivos" de otras instancias superiores.

Pese al retroceso que supone la reacción de ayer por parte de EH, los portavoces abertzales recordaron su disposición a abrir un diálogo con el PP en las dos instituciones alavesas, "pero sin que se confundan los diferentes marcos de responsabilidad política". Iñaki Ruiz de Pinedo se refirió con esta matización a la negativa del Partido Popular a hablar con EH sobre el proceso de paz "mientras que paradójicamente tiene abierto el diálogo con la organización armada ETA".

El alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso, del PP, no quiso opinar sobre este giro en la postura de EH, pero anunció que hablará hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 30 de julio de 1999

Más información

  • Un ayuntamiento "no puede ser sustitutivo" de otros foros, según la coalición "abertzale"