Urbanismo permitió tirar "La Pagoda" porque no le vio "ningún uso"

"Realizada la visita de inspección, se considera que, dado que este edificio no tiene posibilidad de instalar ningún uso, no es conveniente su mantenimiento". Esta sentencia de muerte para La Pagoda fue dictada el 11 y 12 de mayo por la comisión de Patrimonio, un órgano formado por técnicos locales y regionales. El gobierno municipal anunció que quiere comprar el proyecto de la torre a su arquitecto, Miguel Fisac, y estudiar su reconstrucción.

"Se agradece a los técnicos autores del proyecto la sensibilidad demostrada sobre la propuesta de su posible mantenimiento", se lee en el acta de la sesión del 11 y 12 de mayo de la comisión de Patrimonio, en la que se decidió derribar La Pagoda de Fisac.El concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, el mismo que hace unos meses tuvo la idea de convertir el estadio Santiago Bernabéu, previo traslado del Real Madrid a otro sitio, en el Guggenheim madrileño, respaldó ayer la decisión de los técnicos de la comisión de Patrimonio, que consideraron que en la torre estrellada no había "posibilidad de instalar ningún uso" (no se podía aprovechar para ninguna actividad) y, por tanto, podía ser demolida.

Más información

"Entendiendo el valor cultural, patrimonial y arquitectónico del edificio, lo verdaderamente importante hubiera sido buscarle, con un poco de imaginación, una función razonable", comentó a EL PAÍS el vocal de cultura de la junta de gobierno del Colegio de Arquitectos de Madrid, Javier G. Mosteiro.

Ignacio del Río reconoció por primera vez ayer que el arquitecto Julio Cano Lasso, que junto a Javier Carvajal elaboró el catálogo de edificios contemporáneos que necesitaban ser protegidos, incluyó la torre de Fisac en la lista propuesta al Ayuntamiento en diciembre de 1993.

El concejal, sin embargo, defendió el "procedimiento exhaustivo" con el que se redactó el catálogo de los edificios protegidos y subrayó que "no hubo un criterio político" en la descatalogación de La Pagoda. En el catálogo de edificios protegidos están incluidas 12 obras de Fisac, informó ayer Del Río, desmintiendo los datos del gerente de Urbanismo, Luis Armada, que el lunes habló sólo de cinco edificios protegidos. Ante las críticas recibidas por la demolición, el Ayuntamiento estudia la posibilidad de reconstruir el edificio. El concejal de Urbanismo anunció ayer que, siguiendo instrucciones del alcalde, realiza gestiones para comprar el proyecto arquitectónico de La Pagoda. "Una vez que haya acuerdo entre los expertos se decidirá si procede su reconstrucción y su ubicación", informó.

La propuesta municipal, sin embargo, ha sido rechazada por Miguel Fisac, el arquitecto del inmueble actualmente en demolición, que declaró: "No me vendo, soy una persona decente".

"Sería muy interesante si se reconstruyera La Pagoda, un buen camino hacia el reconocimiento de los errores cometidos", declaró ayer Javier G. Mosteiro. "El Colegio de Arquitectos ya había pedido al Ayuntamiento el jueves pasado que parara la demolición y estudiara una eventual reconstrucción del edificio", recordó el vocal. "En todo caso, sería oportuno que la próxima vez que se decidiera destruir un edificio se consultara con este colegio", añadió.

"Soluciones imaginativas"

El director general de Bellas Artes del Ministerio de Educación y Cultura, Benigno Pendás, deploró ayer en Segovia la demolición de La Pagoda, a la vez que reconocía la legalidad de su derribo, informa Aurelio Martín.Pendás subrayó que la demolición del edificio "es compentencia de otras administraciones" y pidió la búsqueda de "soluciones imaginativas" una vez que "el mal ya está hecho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50