Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Europea pretende retirar las sanciones a Yugoslavia paso a paso

Los ministros de Asuntos Exteriores de la Unión Europea decidieron ayer en Consejo iniciar un proceso -sin fecha- para la retirada de las sanciones impuestas a la Federación Yugoslava. En realidad, se trata de una retirada selectiva, con el objetivo de evitar la consolidación de Slobodan Milosevic.Para seguir esa orientación, las primeras sanciones en ser desactivadas serán las que "afectan a la población", como la prohibición de vuelos o las restricciones deportivas. Los ministros también consideraron prioritario sustraer a Kosovo y Montenegro del embargo de petróleo, algo fácil en la provincia serbia, porque está bajo control de la fuerza internacional de paz, pero más dificultoso en el caso de la República marítima, porque los convoyes podrían llegar a Belgrado. Los Quince pretenden asimismo dar su "apoyo" a los municipios serbios que han defendido los valores democráticos, por ejemplo ayudándoles en el suministro eléctrico.

¿Cómo se liga esta complicada mayonesa? Pidiendo a la Comisión que proponga fórmulas válidas, algo que aplazará las decisiones. Con la ventaja de que eso abre un periodo de verificación sobre la evolución de la situación política de Serbia. Los Quince ratificaron también la decisión de ubicar la sede de la Agencia para la Reconstrucción de los Balcanes en Tesalónica, adoptada por sus jefes en la cumbre de Río. Para ello tuvieron que sortear la obstrucción del comisario holandés Hans Van den Broek y de sus servicios, que querían la sede en Prístina. Con argumentos de menosprecio a los países del Sur, como el contenido en la circular de un alto funcionario: "La motivación de los agentes no será la misma para un trabajo tradicional en una Agencia situada en una agradable ciudad mediterránea y una tarea sobre el terreno que exige un compromiso de otra naturaleza".

La normalización de Kosovo será la primera prioridad del nuevo Alto Representante para la Política Exterior de la Unión, míster PESC, figura que encarnará Javier Solana, según él mismo relató a los ministros en su primera asistencia al Consejo. Tras los Balcanes, Rusia, Oriente Próximo y la política de Defensa serán los otros centros de su atención. Solana explicó que pretende -a partir del 1 de noviembre- dar la máxima "credibilidad y visibilidad" a la política exterior europea; y que no competirá con la Comisión.

Los Quince también confirmaron su asistencia a la cumbre de Sarajevo, a final de mes, pero exigiendo que los gastos sean repartidos con los demás convocados. [La Casa Blanca también confirmó anoche la asistencia de Bill Clinton a la cumbre, informa Reuters].

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de julio de 1999