"Todos serán juzgados"

La fiscal general del Tribunal Penal Internacional (TPI) para la ex Yugoslavia, Louise Arbour, deja el cargo dentro de dos meses, pero tiene claro que el tribunal "ha superado el punto de no retorno" y que, por tanto, todos los casos abiertos, incluida la acusación contra el presidente yugoslavo, Slobodan Milosevic, "serán juzgados". Arbour visitará Kosovo la próxima semana, después de que hace seis meses Milosevic no le dejara entrar en la provincia. En el tiempo que le queda como fiscal del TPI, Arbour no descarta "firmar nuevas acusaciones". De hecho, ayer, en una entrevista, Arbour insistió en que su prioridad no es ahora concentrarse en la acusación por genocidio contra Milosevic. "Estoy más interesada en ver qué progresos hacemos en los casos contra otros posibles objetivos [criminales de guerra]", dijo Arbour lanzando una aviso a otros altos cargos yugoslavos.

Más información

El TPI tampoco quiere dar tregua a los criminales de guerra que todavía no han sido capturados, o encausados, en Bosnia. De hecho, el martes las tropas de paz de la Sfor detuvieron al ex vicepresidente serbobosnio Radoslav Brdjanin, y Arbour recordó ayer su última visita a la República Sprska: "Les dije: no voy a abandonar Bosnia. No piensen ni por un minuto que Kosovo nos va a hacer perder el interés en ustedes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de julio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50