Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Florencia muestra la comodidad de la ropa masculina del 2000

El prestigioso Salón Pitti reúne a 731 diseñadores

La 56ª edición de Pitti Immagine Uomo, el salón de moda masculina de mayor prestigio mundial, ofrece desde el 24 al 27 de junio las nuevas propuestas de cara a la primavera-verano del 2000, con 731 marcas representadas. En su mayoría firmas punteras italianas, como Krizia, Ermenegildo Zegna, Valentino y Trussardi, extranjeras como Kenzo, Paul Smith, Burberry"s, además de los españoles Caramelo, Unicen, Armand Basi y Olimpo.

Las claves de la indumentaria para el hombre del nuevo milenio se centran principalmente en la evolución hacia la combinación de lo cómodo y lo práctico, a fin de adaptarse a un estilo de vida más casual. Incluso se utiliza la frase "la casualización" en el lugar del trabajo. El concepto se transforma en realidad fusionando materiales naturales como algodón, lino, seda o cachemir, con otras llamadas tecno o sintéticos de nueva generación, como nailon, tactel, fibras metálicas de acero, lycra, acabados de láminas de poliuretano... El fin es conseguir texturas que admitan mayor movimiento, transpiración y protección anti lluvia, y que sean ligeras de peso como una pluma.

Uno de los tejidos más novedosos tiene aspecto de papel y se realiza con algodón y poliamida, a veces con un acabado arrugado pensado para hombres que viajan mucho, y otros que son de lavar y llevar (sin planchar) como la línea de sastre de Zegna.

Las formas son más limpias y casi minimalistas, generalmente inspiradas en deportes como el ciclismo o motor, con adornos puramente funcionales: cremalleras en bolsilos o bajos de pantalones, cierres de velcro, botones ocultos, pantalones amplios y a veces con cintura elástica o cordón, tipo pijama.

Se impone la comodidad por encima de todo. En el apartado más urbano dominan las americanas de dos a tres botones de formas sin estructurar, de hombros naturales y sin forros, en suaves mezclas de algodón, lino o cachemir con una pizca de lycra para más movilidad, y en tonos naturales como el beige, crudo, gris, blanco y verde oliva.

Los pantalones suelen ser rectos pero anchos y sin pinzas, camisas a tono o con contrastes y la corbata, que es opcional, va en colores neutros o en cambio lisos fuertes, como turquesa, rojo, amarillo o fucsia.

Existe la opción de llevar un guardapolvos o gabardina ligera en lugar de la americana o la camisa-chaqueta con polo o camisa y pantalones contrastantes. Las camisas de popelín suelen ser de mangas cortas anchas e incluso sin mangas. Son básicos los anoracks de cuello chimenea, parkas cortas y largas y ponchos impermeabilizados.

En esta ocasión Pitti contó con tres presentaciones excepcionales. Por un lado, el director general de Hugo Boss, el alemán Werner Daldessarini, montó un desfile en la colina del Forte Belvedere, con espectaculares vistas del Ponte Vecchio, para presentar su línea principal Boss Hugo Boss, con su colección La levedad del ser y 70 modelos.

Gabriel Aubry lucía un ligero traje completo en tono arena con camisa miel, sin corbata y zapatos de ante a tono; y Alex Lundquist mostró la línea sport: cazadora anatómica estilo motociclista en microfibra perforada gris y pantalón de nylon metalizado con cintura elástica y cremalleras múltiples. Además, un ejército de jóvenes ataviados de prendas básicas en grises con acentos de tonos ácidos o azul hielo y blanco.

Zegna Sport es la nueva línea lanzada por la casa principal para "captar un público más joven", afirmó Gildo Zegna después de la presentación, que corrió a cargo del equipo nacional rumano de gimnasia rítmica y artística.

Finalmente, Burberry"s lanzó su nueva marca, Prosurum, inspirada en el lujo útil, que combina la excentricidad británica con el deporte, los colores de las tablas de surf y la parafernalia del moto-cross.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 26 de junio de 1999