Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Hayek =Pinochet

Sin duda alguna, me causó un gran asombro el artículo en que el catedrático de Historia del Pensamiento Económico de la Universidad Complutense Carlos Rodríguez escribió ridiculizando esta ecuación que igualaba Pinochet con Hayek, uno de los padres ideológicos de la revolución neoliberal de los Chicago boys en el Chile de la dictadura militar. Me causó asombro porque la pintada no es nada inocente ni ridícula, como él pretende insinuar: Patricio Silva, en Estado, neoliberalismo y política agraria en Chile, evidencia tal igualdad. En dicho libro, el autor dice textualmente: "Siguiendo las tendencias que se han dado en los intentos de caracterización de los Estados autoritarios en general, en el análisis del caso chileno se ha puesto especial énfasis en visualizar la instauración del régimen militar como una fase particular en el desarrollo capitalista dependiente de este país".

Pero si esta cita no fuera suficiente, señor catedrático, el mismo autor parafrasea a Von Hayek, evidenciando que, aunque los padres del neoliberalismo chileno no fueron los que apretaron el gatillo para asesinar a los más de 3.000 muertos y desaparecidos, sí que defendieron esta "democracia limitada", eufemismo de dictadura militar, que anulaba las voces disidentes de un modelo de sociedad que el pueblo chileno nunca escogió. "La coerción puede ayudar a los hombres libres en el logro de sus fines", defendía Hayek.

Y es que, si hablamos del pinochetismo, no sólo los miles de desaparecidos, torturados o asesinados fueron las víctimas de esta etapa gris de Chile. La marginalidad y la pobreza que causó el "experimento neoliberal" en el jaguar del Cono Sur aún tiene sus víctimas en las poblaciones de Santiago, Concepción y Temuco, y en las comunidades desamparadas de los mapuches del sur del país.

Y aunque el informe Retting nunca lo mencionó, los pobladores y las comunidades indígenas fueron y continúan siendo una de las muchas tristes herencias del pinochetismo.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 1999