Reportaje:

Una "justicia" con éxito

Dos años y medio después de su creación, el Tribunal Laboral de Navarra (TLN) se sitúa claramente a la cabeza de todos los existentes en España en cuanto a número de expedientes registrados, habiendo superado el millar de casos anuales, y en cuanto al porcentaje de asuntos cerrados con acuerdo, superior al 65% de las conciliaciones celebradas. El Tribunal Laboral de Navarra, una herramienta alternativa a la judicialización sistemática de la vida laboral, fue el primer resultado de las buenas relaciones existentes entre los sindicatos mayoritarios en la comunidad foral, UGT y CCOO y la patronal representada por la Confederación de Empresarios de Navarra (CEN). Su creación estaba incluida en el Acuerdo Intersectorial sobre Relaciones Laborales firmado en 1995, aunque comenzó su andadura en noviembre de 1996. Desde entonces, el tribunal, un mecanismo voluntario de análisis y resolución extrajudicial de conflictos laborales, ha sobrepasado los 2.500 expedientes tramitados. Tanto en cuanto al número total de casos como en porcentaje de éxito en el arbitraje, el TLN se sitúa claramente a la cabeza de los existentes en España con sus mismas competencias, dado que algunos tribunales, como el de Cataluña por ejemplo, sólo intervienen en la resolución de conflictos colectivos. Como ejemplo del alto porcentaje de acuerdo obtenido por los sistemas de arbitraje destaca el hecho de que de los 1.072 expedientes finalmente conciliados el pasado año, 694 (64,74%) acabaron con acuerdo y 378 sin él (35,2%), mientras que en lo que llevamos de 1999 el porcentaje de expedientes con acuerdo ha crecido hasta el 68,3% (un total de 287 casos), frente al 31,6% de fracasos (133 expedientes). Según el detalle pormenorizado ofrecido por el secretario del TLN, Javier Martinena, la reclamación de cantidades es el concepto más numeroso de cuantos aborda el tribunal, seguido de los despidos, la modificación de las condiciones de trabajo, las sanciones, los conflictos colectivos y el capítulo de otros. El Tribunal Laboral de Navarra tiene el techo competencial máximo que la ley permite a este tipo de órganos, quedando solamente excluidos asuntos tales como la protección de derechos fundamentales, la libertad sindical y la Seguridad Social. Desde su creación ha emitido 176 laudos arbitrales, es decir, resoluciones de obligado cumplimiento dictadas por los árbitros independientes elegidos por patronal y sindicatos a los que se someten voluntariamente ambas partes en casos de desavenencia previa. A pesar del crecimiento sostenido en el número total de expedientes sometidos a la consideración de este tribunal, el número de desistimientos durante la tramitación (3%), así como el de incomparecencias (20%) se ha mantenido estable desde el inicio de su actividad. Los sindicatos ELA y LAB tienen pendiente de resolución un recurso ante el Tribunal Superior de Justicia de Navarra en su intento de formar parte de este organismo. Jesús Garatea, secretario general de CCOO, ha recordado ayer que las centrales nacionalistas participaron en las reuniones preliminares de constitución del TLN renunciando después voluntariamente a firmar su creación y participar en él, motivo por el que, añade Garatea, el Juzgado de lo Social de Navarra les denegó la posibilidad de participar en él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de junio de 1999.