Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España y Turquía persiguen un convenio para respaldar inversiones conjuntas

El vicepresidente segundo y ministro de Economía, Rodrigo Rato, y el ministro de Estado de Turquía, Sukru Sina Gurel, coincidieron ayer en la necesidad de firmar un convenio de doble imposición para fomentar las inversiones conjuntas. Ambos destacaron el potencial de crecimiento en las relaciones comerciales durante la inauguracion de la Expotecnia 99, la feria de la tecnología industrial española, que se celebra en Estambul. A pesar de las amenazas surgidas por el apoyo vasco a los kurdos, el 21% de las empresas españolas presentes son vascas.

El convenio de doble imposición permitirá a las empresas españolas y turcas desarrollar inversiones mutuas sin tributar en los dos países a la vez por los rendimientos obtenidos. El ministro turco destacó que "no estamos en el nivel deseado" respecto a la fiscalidad y abogó por crear "una infraestructura jurídica". Rato explicó que éste es un paso que hay que dar y que completaría la línea de financiación abierta por España a Turquía por valor de 400 millones de dólares (más de 63.500 millones de pesetas, unos 380 millones de euros) entre 1998 y el 2000. Rato afirmó que Turquía es un país "amigo, mediterráneo y europeo" y destacó que el Gobierno español respalda "una mayor colaboración e integración entre este país y la Unión Europea". La Expotecnia reúne a 281 empresas españolas de 17 sectores económicos (maquinaria y equipos agrícolas, para la industria agroalimentaria, equipos y componentes de la alimentación, material eléctrico, etcétera) procedentes de 14 comunidades autónomas. Se espera la asistencia de unos 25.000 profesionales turcos. Entre las empresas presentes también hay entidades financieras (Argentaria, BSCH, Sabadell, Atlántico, Banesto, La Caixa, Cajamadrid) y algunas de las más emblemáticas (Renfe, Abengoa, Babcock & Wilcox, CAF, Duro Felguera, entre otras). También han acudido la patronal CEOE y el Consejo de Cámaras. Expansión comercial Entre estas empresas figuran 58 del País Vasco, cuyo Parlamento ofreció al movimiento independentista kurdo su sede para la celebración de una asamblea. Ni los problemas que surgieron a raíz de que la Asamblea Kurda en el exilio pidiera la sede del Parlamento vasco para celebrar en julio su próxima reunión ni las advertencias de posibles "consecuencias" comerciales por parte de algunas autoridades turcas han desanimado a los empresarios vascos, cuya presencia es de las principales (20,6% del total). Rato dijo al respecto que "los gestos que puedan interpretarse como una injerencia en asuntos políticos internos no son buenos desde el punto de vista político ni comercial". Para Rato, la presencia de las 58 empresas vascas, 22 de ellas vizcaínas, de tecnología industrial en la Expotecnia revela el interés del sector en contribuir a la expansión comercial en Turquía con el respaldo español. El mayor número de empresas vascas lo representan las de máquina-herramienta y metalurgia, donde destacan nombres como Danobat, Fagor Arrasate y Automation, Izar u Ona. Otras compañías relevantes de los sectores de maquinaria agrícola, automoción, telecomunicaciones, material eléctrico, ingeniería, maquinaria de obra pública, equipos para la manipulación de fluidos y servicios, son Agria Hispania, Bellota Herramienta, Elecnor, Ikusi, Guascor, Tubacex, Productos Tubulares, MCC o el Puerto de Bilbao. Las exportaciones del País Vasco a Turquía ascendieron a 12.400 millones de pesetas en 1998, procedentes, sobre todo, de la venta de turismos y otros vehículos. Turquía fue en 1998 el undécimo país por destino de las exportaciones españolas, que alcanzaron 1.251 millones de dólares (186.400 millones de pesetas), con un incremento del 1,8% respecto de 1997. Las importaciones se situaron en 610 millones de dólares (unos 96.000 millones de pesetas). España considera que éste es un país de alto potencial de crecimiento para su comercio exterior, dado que sus exportaciones a Turquía son siete veces inferiores que las destinadas, por ejemplo, a Alemania, y cinco veces menos que a Italia. Capítulo importante tiene la industria de automóviles, aeronaves y material militar. Construcciones Aeronáuticas (CASA), cuyo presidente lo es también de la Asociación de Fabricantes de Armamento y Material de Defensa (Afarmade), acaba de firmar la venta de 52 aviones, por 535 millones de dólares, al Gobierno turco. Otras empresas del sector (Defex, Instalaza, Bazán, Santa Bárbara e Indra), con fuertes intereses en Turquía, también han acudido a la muestra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de junio de 1999

Más información

  • Un 20,6% de las compañías en la Expotecnia de Estambul son vascas