Bermejo revela que Costa forzó la búsqueda de pruebas sobre la "amnistía fiscal" del PSOE

El caso de los 200.000 millones ha desatado una nueva tormenta en Hacienda. La primera gran polémica política de la presente legislatura se vuelve definitivamente contra quien la inició, Juan Costa, secretario de Estado de Hacienda. Más de dos años después, Jesús Bermejo, ex director de la Agencia Tributaria, ha revelado que Costa "promovió y coordinó" las reuniones que se celebraron, muchas por la noche, en la Oficina Nacional de Inspección (ONI) para hallar las pruebas que reclamó el Congreso sobre las acusaciones de amnistía fiscal lanzadas contra la administración socialista.

Más información

El secretario de Estado de Hacienda, Juan Costa, denunció en enero de 1997 que el Gobierno socialista había consentido la prescripción de unos 600 expedientes abiertos por la Agencia Tributaria y que el fisco dejaría de ingresar por ello unos 200.000 millones de pesetas. Aquellas acusaciones, jamás probadas, se vuelven contra su artífice.La crisis abierta en la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) se saldó con la salida de su director, Jesús Bermejo, ahora director del Instituto de Estudios Fiscales. Entre las causas de su cese se encuentran sus frecuentes visitas a la Oficina Nacional de Inspección (ONI), en compañía de la directora de inspección, Pilar Valiente, justo cuando el Congreso y la Audiencia Nacional, a instancias de la Fiscalía Anticorrupción, estaban reclamando pruebas de las acusaciones lanzadas por Costa. Ambos organismos dieron carpetazo al caso de los 200.000 millones por falta de pruebas.

Bermejo, implicado ahora en una nueva denuncia presentada ante la Fiscalía de Madrid por la desaparición de los expedientes que probarían la supuesta amnistía fiscal de su despacho visitó la ONI en varias ocasiones para acudir a reuniones "promovidas y coordinadas por el presidente de la Agencia Tributaria [Juan Costa]", según publicó ayer el diario Expansión. Bermejo ratificó ayer que "el presidente de la Agencia y yo mismo teníamos esas reuniones junto a la directora general de Inspección [Pilar Valiente] y los responsables de la gestión informática". Bermejo no distingue entre sus visitas a la ONI y la existencia de reuniones, "algunas de ellas nocturnas", tanto en la sede de esa oficina como en la Agencia Tributaria. De hecho, asegura, "las visitas no tenían nada de extrañas".

Preparativos

La secretaría de Estado de Hacienda reconoció ayer que Costa acudió a varias reuniones, precisando que su objeto era preparar los informes que debían presentarse a la comisión de investigación del Congreso en el marco de la inspección minuciosa de los expedientes. Según su versión, esas reuniones, que en ocasiones "duraban hasta la noche", no tienen nada que ver con las visitas de Bermejo a la ONI que fueron objeto de investigación. Subraya que "el secretario de Estado de Hacienda no ordenó en ningún momento que se realizaran visitas irregulares a la Oficina de Inspección".Las visitas de Bermejo a la ONI, según una respuesta escrita de Costa al Congreso, fueron objeto de investigación por el Servicio de Auditoría Interna de la Agencia para esclarecer y verificar "las actuaciones desarrolladas en relación con la tramitación de actas, seguridad en los accesos a la información y la custodia de los documentos, así como accesos extemporáneos". A su término, Hacienda reconoció ante el Congreso que "en cuanto a la custodia de documentación, la investigación puso de relieve algunas debilidades".

En una respuesta al diputado Joan Saura, de Iniciativa per Catalunya, añadía que "no se ha puesto de manifiesto en las investigaciones llevadas a cabo ninguna falta de documentación, ni accesos irregulares a las oficinas o a la información". A tenor de las nuevas revelaciones de Bermejo parece que la secretaría de Costa tampoco distingue entre las reuniones a las que acudió éste y las visitas del ex director de la Agencia a su despacho de la Unidad Especial contra el Fraude.

Para enturbiar aún más las cosas, Bermejo, cuya marcha de la Agencia no hizo sino intensificar las dudas sobre su actuación y las de sus superiores, asegura ahora que el pasado 22 de septiembre, su sucesor en el cargo, José Aurelio García Martín, le envió una carta en la que certifica que no fue objeto de una investigación por la posible fuga de expedientes de su despacho. La carta desmiente la versión de Costa sobre una investigación.

Su secretaría aclaró ayer que Bermejo había pedido un certificado que le eximiera de responsabilidades sobre la desaparición de expedientes y siembra dudas sobre sus propias actuaciones. "Me complace comunicarle que, en relación con su persona, no hay constancia de ninguna investigación particular ni expediente administrativo", afirma el certificado de García Martín.

El portavoz de Economía del PSOE, Juan Manuel Eguiagaray, afirmó ayer que "el PP ha usado el Estado en beneficio propio para luchar contra la oposición". Calificó de "escandaloso" el asunto y recordó que "el deterioro de la Agencia Tributaria tiene mucho que ver con las falsas acusaciones del secretario de Estado". Para el PSOE, "Bermejo actuó por obediencia debida a Costa y al presidente del Gobierno".

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 31 de mayo de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50