Gobernación realiza una gran encuesta para conocer la imagen de los Mossos

La prueba piloto de la Encuesta sobre Seguridad Pública de Cataluña, que consta de 5.320 extensas entrevistas telefónicas que servirán para orientar la política de seguridad de la Generalitat y conocer la valoración ciudadana sobre las fuerzas de seguridad, incluye un apartado de datos personales en el que, entre otras cuestiones, se pide al entrevistado que se sitúe en una escala ideológica que va de la extrema derecha a la extrema izquierda. También se le pregunta si se siente más catalán que español o a la inversa. Estas preguntas han causado malestar en algunos encuestados. Las preguntas de tipo ideológico figuran al final de una serie de más de un centenar relativas a la percepción de la seguridad y la valoración de todos los cuerpos policiales que actúan en Cataluña. Fuentes del Departamento de Gobernación de la Generalitat explicaron ayer que los criterios de estas encuestas son eminentemente científicos, que el cuestionario es totalmente voluntario y que la inclusión de tales cuestiones no constituye una novedad, puesto que el Ayuntamiento de Barcelona realiza encuestas de seguridad similares desde hace años en el área metropolitana. Gobernación sostiene que la encuesta constituye una prueba a escala reducida de otra mayor que se realizará el próximo año y que incluirá unas 15.000 entrevistas. Las mismas fuentes agregan que la posición ideológica resulta fundamental para segmentar a la población en grupos y constituye un dato que pesa a la hora de entender la idea de orden público que tiene cada encuestado. Gobernación considera que el sentimiento "españolista o independentista" del encuestado también es un dato relevante para ayudar a orientar las políticas de seguridad de la Generalitat. El Gobierno catalán considera que los estudios científicos demuestran que "las variables de tomas de posición social" explican el concepto que se tiene de la seguridad y advierte que en la encuesta se han eliminado referencias concretas que puedan sesgar las respuestas de los entrevistados y su análisis posterior, como la intención de voto o el apoyo a partidos políticos. El cuestionario que sirve de base a la encuesta ha sido elaborado por un grupo de profesores de la Universidad de Barcelona, a través de la Fundación Bosch i Gimpera, y se divide en cinco grandes bloques.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS