Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos discrepan sobre una terapia contra el cáncer de mama avanzado

Los especialistas reunidos en el multitudinario congreso de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, que se celebra desde el sábado en Atlanta (EE UU), no logran ponerse de acuerdo sobre la utilidad de una polémica técnica para tratar los casos avanzados de cáncer de mama. La técnica consiste en aplicar a las pacientes una quimioterapia en dosis muy elevadas, y luego reponer mediante un trasplante su médula ósea, cuyas células mueren debido a los fármacos.La fuente de la controversia son cinco ensayos clínicos que han arrojado resultados contradictorios. Uno de los estudios concluyó que la técnica aumentaba la supervivencia de las pacientes, pero los otros cuatro no apreciaron ningún efecto claro. Estos trabajos han sido ahora presentados oficialmente en la reunión de Atlanta, aunque sus conclusiones ya habían sido filtradas hace un mes.

"Estas discrepancias han provocado una considerable confusión y muchas molestias entre las mujeres que se enfrentan al problema", ha señalado William Peters, del Instituto del Cáncer Karamonis de Detroit, que dirigió uno de los polémicos estudios. Otros expertos, como Joseph Bailes, presidente de la Sociedad Americana de Oncología Clínica, afirman que los cinco ensayos son muy preliminares, y que aclarar la cuestión precisará nuevos análisis.

La quimioterapia de altas dosis asociada al trasplante de médula se ha mostrado útil contra otros tipos de cáncer, tales como el linfoma y la leucemia.

La principal razón de la discrepancia es probablemente que los estudios no se hicieron en condiciones comparables: la enfermedad estaba mucho más avanzada en unos que en otros, y los tratamientos que se habían utilizado previamente eran muy distintos. 12.000 mujeres con cáncer de mama se han sometido a trasplantes de médula en EE UU, pero casi ninguna tomó parte en un ensayo clínico controlado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1999