Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GUERRA EN YUGOSLAVIA Los refugiados

Mayor acoso a las tropas serbias

La OTAN dejó ayer más claro que nunca que no dará tregua a Slobodan Milosevic a pesar de las crecientes dudas sobre los resultados de sus ataques. En las últimas 24 horas, en la víspera de que se cumplieran ayer los cincuenta días de campaña aérea, las tropas aliadas redoblaron sus ataques a las fuerzas serbias sobre el terreno. "Y seguiremos haciéndolo hasta que Milosevic cumpla las cinco condiciones que le exigimos", subrayó el portavoz civil aliado, Jamie Shea.Shea negó que Milosevic haya cumplido sus objetivos y pueda empezar a cantar victoria. Pero reconoció implícitamente que quizá lleve más ventaja de la que hasta ahora ha admitido la OTAN al recurrir a un símil futbolístico para explicar la situación: "Lo que importa es el resultado al final del partido, no el resultado en el descanso".

En un intento de presionar a Milosevic para que realmente retire sus tropas de Kosovo, los aviones aliados se concentraron en atacar a las fuerzas yugoslavas sobre el terreno, destruyendo cinco aviones en tierra y un número no facilitado de tanques, vehículos acorazados, piezas de artillería, artillería antiaérea, morteros y camiones de transporte. Hubo también ataques a tropas serbias y a instalaciones, entre ellas cinco campos de aviación, tres emisoras de radiotransmisores, seis puentes de autopista, dos puentes de ferrocarril, dos almacenes de petróleo, dos barracones del ejército y cuatro instalaciones industriales.

La OTAN confirmó, aunque de modo algo contradictorio, que los helicópteros Apache pueden entrar en escena muy pronto. El secretario general de la OTAN, Javier Solana, de visita en Albania, declaró que entrarán en acción "muy pronto". Pero los portavoces civil y militar fueron algo más cautos en la sede aliada en Bruselas.

"Los Apache están ultimando su entrenamiento", declaró Shea. "Queremos que sean lo más efectivos posible cuando entren en acción y eso no será posible si no completan un entrenamiento adecuado", matizó a continuación. Hasta ahora, dos Apache han quedado destruidos por sendos accidentes en tales maniobras. En el segundo accidente murieron los dos tripulantes, que son hasta ahora las únicas bajas de soldados aliados en este conflicto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999