Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN RUSIA Destitución del Gobierno

Aznar viajará el domingo a Rusia a pesar de la inestabilidad

El ministro español de Asuntos Exteriores, Abel Matutes, y su homólogo ruso, Ígor Ivanov, mantuvieron ayer tarde una larga conversación telefónica en la que acordaron mantener el viaje que el presidente del Gobierno, José María Aznar, tiene previsto realizar a Rusia entre el domingo y el miércoles próximos.Fuentes diplomáticas españolas indicaron que Ivanov transmitió a Matutes el deseo ruso de transmitir una sensación de serenidad y normalidad, pese a la destitución de Primakov, por lo que acordaron mantener el programa de Aznar, aunque lógicamente ha cambiado su interlocutor, que será el primer ministro en funciones, Serguéi Stepashin.

La destitución de Primakov ha causado gran inquietud en el Gobierno español, pues "la inestabilidad de un país tan importante como Rusia no es buena", especialmente en un momento en que Moscú juega "un papel constructivo" y esencial en la búsqueda de una salida diplomática a la guerra de Kosovo.

Ivanov aseguró a Matutes, según las mismas fuentes, que "Rusia quiere mantener su política exterior y su vocación de mediadora en el conflicto de Yugoslavia, en coordinación con los países del G-7".

El problema es que la continuidad del propio Ivanov no está asegurada y su caída supondría un revés para el Gobierno español, que presume de mantener una "relación privilegiada" con el jefe de la diplomacia rusa.

De momento, Ivanov continúa como ministro en funciones y será uno de los interlocutores de Aznar en Moscú, junto al propio Yeltsin y a Stepashin. La ventaja para el Gobierno español es que los dramáticos cambios en el poder ruso aumentan el interés de la visita de Aznar, quien tendrá el privilegio de escuchar de primera mano las ideas del nuevo primer ministro. El inconveniente es que no se sabe si se consolidará en el cargo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de mayo de 1999