El Festival de Almagro programa a los jóvenes que investigan con los clásicos

Narros, Margallo y Malla también participarán en la muestra

La XXII edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, que este año se celebrará en la ciudad manchega del 8 de julio al 1 de agosto, ha apostado, como hasta ahora no había hecho nunca esta muestra, por jóvenes directores adscritos al teatro experimental emergente en las salas alternativas, sin olvidar a sólidos profesionales del teatro español como Miguel Narros, Juan Margallo o Gerardo Malla. El festival rendirá este año un homenaje a uno de los poetas más relacionados con el teatro clásico, José Hierro.

La compañía de César Diéguez, el Teatro Espada de Madera, TeatroA, Teatro del Temple, Compañía Adrián Daumas y Uroc Teatro son algunos de los grupos de jóvenes profesionales que han elegido textos clásicos para su trabajo, muchas veces experimental y que podrán mostrarlo en Almagro. El acontecimiento escénico más esperado a lo largo de la muestra viene marcado, como otros años, por el estreno que la Compañía Nacional de Teatro Clásico hace en esta muestra, que inaugurará el 8 de julio con Entre bobos anda el juego, con dirección de Gerardo Malla. Ello significa que esta compañía se inclina por primera vez por Francisco de Rojas Zorrilla y por una comedia caricaturesca o de figurón, en la que el principal recurso cómico se basa en el protagonismo de una figura grotesca.

Shakespeare, un autor casi permanente en Almagro, acude con la Compañía de Manuel Canseco, que se ha atrevido con uno de los textos más emblemáticos y difíciles del autor inglés, Julio César, protagonizado por Juan Gea y Roberto Quintana.

Otros sólidos directores también participarán en el festival. Miguel Narros ofrecerá su último montaje, Los enamorados, de Goldoni; Alfonso Zurro, Las mujeres sabias, de Molière; Emilio Hernández, Fuenteovejuna, de Lope de Vega; María Ruiz, El perro del hortelano, de Lope de Vega; Juan Margallo, Clásyclos, comando incontrolado de teatro, y Antonio Malonda, El Rufián Castrucho, de Lope de Vega.

La música estará presente en el Corral de Comedias, el espacio más emblemático de esta muestra, con Jordi Savall y el grupo Hesperión XX, con un concierto de música del Siglo de Oro español y una ópera representada por La Capilla Real de Madrid, que acude con El enfermo imaginario, con música de Charpentier y letra de Molière.

La presencia internacional llegará de la mano de la compañía japonesa Midori Nishizaki, con un espectáculo de teatro-danza, la italiana Pantakin de Venezia y la compañía cubana de teatro Máscara Laroye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 29 de abril de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50