Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Expropiación

Nos dirigimos a ustedes para exponerles nuestra dramática situación y solicitar toda la ayuda que sean capaces de prestarnos. Somos 170 familias de vecinos de Madrid que llevamos viviendo más de 50 años en el barrio de Sanchinarro. Tres generaciones han crecido en estos terrenos; al principio fue duro, lejos de todo y cerca de nada, sólo el campo y el vertedero, pero hemos establecido nuestras raíces aquí; y mientras en los alrededores se elevaban altas torres de cemento, nosotros seguíamos yendo por agua a la fuente y viendo las estrellas. Desde hace siete años vivimos con la espada de Damocles sobre nuestras cabezas, ya que intereses especulativos y capitalistas quieren eliminar nuestra forma de vida y nos quieren realojar en una torre de pisos muy diferente de lo que hemos vivido. En otras palabras, nos quitan lo que hemos conseguido con sangre, sudor y lágrimas, nos obligan a aceptar la propiedad vertical y, para colmo, somos nosotros quienes tenemos que pagar lo que no queremos. No nos negamos a cambiar nuestros terrenos y viviendas para el desarrollo del PAU por otros terrenos y viviendas de similares características dentro del PAU; a lo que nos negamos, es a que nos los quiten. Por todo esto, solicitamos estudien nuestro caso y atiendan nuestras razones.

Siempre hemos creído y confiado en su buen hacer y en su sensibilidad hacia los problemas de éstos que, a fin de cuentas, son sus vecinos y, como bien vino usted a decir el día 8 de abril en una entrevista televisada: "Los políticos son elegidos para defender los derechos y los intereses de los ciudadanos". Le rogamos que nos visite, vea nuestra calidad de vida y analice lo que tendríamos que dejar no para un bien común, sino para intereses especulativos a costa de nuestro trabajo, antes de que las máquinas destruyan lo que tanto nos ha costado construir.-

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS