Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pujol pide un año para discutir "seriamente" el pacto fiscal y el avance del autogobierno

Vilanova i la Geltrú

Debate y tiempo. Al menos, un año. Es lo que pide el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para discutir "seriamente" con los otros partidos políticos sus dos últimas propuestas: el pacto fiscal y el avance en el autogobierno. El dirigente nacionalista, que ayer visitó Vilanova i la Geltrú (Garraf), explicó que el alud de elecciones que se avecina -con la celebración en lo que queda de año de municipales, europeas y autonómicas- hace inviable llegar a acuerdos a corto plazo, pero afirmó que suscribirlos será su prioridad si sigue al frente del Gobierno catalán.

Nada más poner el pie en Vilanova, Pujol se dirigió a la prensa y dijo, extendiendo los brazos: "Hoy, Manresa-Valladolid". Y a continuación aclaró que ésta sería la única noticia del día: el partido de baloncesto entre el TDK Manresa y el Fórum Valladolid. Pero una hora más tarde, el presidente de la Generalitat confirmó que en breve iniciará una ronda de conversaciones con los dirigentes de otras formaciones políticas para discutir sobre el pacto fiscal y el pacto para el avance del autogobierno. Sin embargo, Pujol señaló que "ahora no es hora de resolver estos asuntos" porque antes "se deben celebrar las tres elecciones que hay pendientes", dijo refiriéndose a las municipales y a las europeas, el 13 de junio, y a las autonómicas, en otoño. "Pero sí es bueno que hablemos, que vayamos tomando posiciones, que veamos los puntos de contacto, los puntos de acuerdo posible que haya", añadió a renglón seguido. País serio El líder nacionalista afirmó que es posible "releer" la Constitución y el Estatuto con una visión más autonomista. "Pero en cualquier país serio esto se hace con tiempo", dijo. "Yo pretendo que haya esto: debate y tiempo. Tenemos un año, hasta la primavera del año que viene no podemos plantear nada, y otras cosas no las podremos plantear hasta el año 2001. Pero tenemos que empezar a hablar ahora, pero hablando de verdad", explicó Pujol. El presidente de la Generalitat cree que las críticas que la oposición ha dirigido a sus planteamientos no han entrado en el fondo del asunto. "Han dicho que no era el momento, otros se han cogido a la referencia que hice al Rey... Pero nadie ha hablado de mi propuesta". Y se preguntó retóricamente: "¿Debemos tener más poder político, sí o no? ¿Debemos tener más dinero para resolver los problemas de Cataluña, sí o no?". Pujol explicó que la coalición que dirige, Convergència i Unió (CiU), aspira a elevar el techo del autogobierno y a conseguir más dinero para avanzar hacia una competencia plena en enseñanza, para conseguir más competencias sobre las grandes infraestructuras y para tener "una posibilidad de actuación en el terreno internacional". "Quiero que me contesten sobre esto y hablando directamente confío que todas las preguntas que estoy haciendo se puedan contestar mejor", dijo. Pujol acudió ayer a Vilanova i la Geltrú para participar en el primer acto de precampaña electoral que organizaba la coalición CiU con vistas a las municipales. CiU estudia repetir la estructura del acto que organizó ayer en Vilanova en otros 11 municipios considerados de "alta prioridad" para los intereses de la coalición nacionalista, según explicaron fuentes del partido. Pujol y el alcalde de Vilanova, Esteve Orriols, dieron un paseo informal durante una hora por el paseo Marítimo saludando a la gente, estrechando manos e incluso entrando en establecimientos. El paseo acabó con un aperitivo popular y la presentación del lema de la campaña.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 8 de marzo de 1999

Más información

  • El líder nacionalista activará sus demandas cuando finalice el próximo ciclo electoral