Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Los alimentos transgénicos

Port Bou, Alt Empordà.

El primer ministro británico, Tony Blair, ha declarado reciente-mente que come alimentos genéticamente alterados. Siguiendo la misma línea, la comunidad científica del Reino Unido se pronunció a favor de los alimentos transgénicos, confirmando que son buenos y que no amenazan la salud. Pero resulta que los consumidos (en este caso los británicos) aún no han perdido el miedo a este tipo de alimentos.Este problema de los alimentos transgénicos es una auténtica patata caliente en la cual la UE intenta no comprometerse, aunque la presión popular europea cada día es más crítica al respecto. La cuestión se complica porque Estados Unidos, presionado por las potentes multinacionales del sector, pretende imponer mundialmente, y sin información alguna, este tipo de alimentos, aunque las organizaciones de consumidores europeos argumenten en voz alta que, como mínimo, estos alimentos deben comercializarse con unas etiquetas informativas que describan fácilmente estos productos.

En resumen, que la amenaza alimentaria, como la que vivimos con las vacas locas -en el sentido de que el neoliberalismo, en aquella ocasión, propiciaba la libre circulación y/o comercialización de dichos productos, cuando estaba demostrado que eran alimentos verdaderamente envenenados-, continúa. Tendremos que estar alerta y exigir a las autoridades competentes un mayor control. Porque con las cosas de comer no se juega.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 28 de febrero de 1999