Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Brasil juzgará a un terrateniente de la Amazonia por delito ambiental

Río de Janeiro

El ministro de Medio Ambiente de Brasil, José Sarney -hijo del ex presidente de la República del mismo nombre- anunció ayer que se acaba de descubrir un sistema de fraude para burlar la Ley de Crímenes Ambientales en la Amazonia y poder así deforestar impunemente. Para Sarney, el método debe de estar muy generalizado. El descubrimiento va a desembocar en el primer proceso formal contra un propietario de Amazonia, que puede ser condenado a ocho años de cárcel. El fraude consiste en conseguir toda una serie de licencias para la misma finca, que aparecería en los documentos como si se tratase de fincas distintas.Según la Ley de Crímenes de Amazonia, que impone límites a la deforestación, está prohibido deforestar en propiedades con más de 1.000 hectáreas. El empresario que va a ser procesado, propietario de la hacienda Nova Santana, en Mato Grosso, tenía una finca que superaba ese tamaño y había conseguido, corrompiendo a dos funcionarios que ya han sido destituidos, nueve licencias de 999 hectáreas cada una.

El ministro afirma estar dispuesto a acabar con el tráfico ilegal de madera en la Amazonia y que, si es necesario, apelará al Ejército. Ayer tuvo un encuentro con el fiscal general de la República, Geraldo Brindeiro, y con el director general de la Policía, Vicente Chelotti.

Desde 1978 ya han sido devastados en Amazonia casi 540.000 kilómetros cuadrados, lo que corresponde a 13,7% de toda la masa forestal de la región. Ante el aumento de la deforestación este año, Sarney ha bloqueado todas las licencias anteriores a su toma de posesión como titular de Medio Ambiente. La concesión de nuevas licencias también ha sido bloqueada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999