Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Andalucía perderá 40.000 millones de ayudas si Bruselas recorta los fondos agrarios

El recorte progresivo que la Unión Europea pretende introducir en los fondos destinados al campo supondrá para Andalucía la pérdida de unos 40.000 millones de pesetas en ayudas. La advertencia fue hecha ayer por el consejero de Agricultura, Paulino Plata, quien vaticinó que las reducciones supondrán una "doble penalización" para el olivar -el principal producto andaluz- que ya fue castigado en la OCM y que sufrirá "un nuevo revés" cuando comiencen a aplicarse los recortes. Las quejas de Plata se centran en una propuesta francesa que comenzará a debatirse el lunes en el Consejo de Ministros de Agricultura, que tienen muchas posibilidades de salir adelante y que prevé a partir del 2002 una reducción acumulativa del 3% anual para aquellas agricultores que reciban ayudas superiores a 830.000 pesetas. Los recortes afectarían especialmente Andalucía donde las explotaciones son mas grandes y, en cambio, no harían mucha mella en Italia. "El olivar andaluz no tiene porqué padecer este nuevo recorte de ayudas comunitarias", protestó Plata. Apoyo La reunión que se desarrollará en Bruselas definirá la política agraria europea hasta el 2006. El consejero ofreció "todo el apoyo" al Ministerio "para que consiga los mejores resultados y logre mantener los fondos agrícolas" de los últimos años. Pero tras este ofrecimiento, Plata reprochó a la ministra, Loyola de Palacio, que no haya presentado una propuesta que recogiera los intereses de los países mediterráneos. "Tenemos el temor de que no se haga una buena defensa, porque nos jugamos el futuro del sector durante los próximos siete años y la ministra está en Namibia", deslizó el consejero. Las cifras que baraja la Junta reflejan que hasta el 2006, los recortes supondrán un ahorro de 353.000 millones de pesetas en toda la Unión Europea, de los cuales 200.000 corresponderán a las ayudas que dejarán de ingresar los agricultores españoles. "España pagará más que el resto de los países comunitarios juntos. Y dentro de España las comunidades más afectadas serán Castilla León y Andalucía", apuntó el consejero. El año pasado el campo andaluz recibió subvenciones por unos 250.000 millones de pesetas. Según las estimaciones de la Consejería, de prosperar la iniciativa francesa, conocida como degresividad, al final del proceso de recortes, en el 2006, las ayudas habrán disminuido en unos 40.000 millones. Plata -que ayer mantuvo en Málaga un encuentro con agricultores de frutas y hortalizas de Almería para estudiar su acceso a los fondos operativos- no pasó por alto la crisis del sector porcino. La Consejería cree que las soluciones no deben ser coyunturales. "La Junta está dispuesta a poner dinero en medidas estructurales en un programa que como mínimo dure tres años", dijo. La administración autonómica participa junto al Ministerio en una campaña de promoción de la carne de cerdo, una medida con la que se pretende reducir los excedentes y elevar los precios. En España, el consumo medio es de 50 kilos por persona y año, una cifra que la Junta considera difícil de incrementar. "Hay un exceso de oferta del 30%, para equilibrarla con la demanda hacen falta medidas más profundas", opinó. El consejero calificó de "caradura" la petición del PP de que la Junta destine 3.000 millones al sector "cuando Madrid no ha puesto ni una peseta".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 20 de febrero de 1999