Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ

El fiscal pide penas de prisión para un ex dirigente de HB y la portavoz de Jarrai

La Fiscalía de San Sebastián ha pedido la apertura de juicio contra Xabier Alegría, ex dirigente de HB -actualmente encarcelado por el caso Egin-, y Ana Lizarralde, portavoz de Jarrai (las juventudes de KAS). Para el primero ha solicitado un año y medio de prisión por sus amenazas a junteros del PP guipuzcoano. Para la segunda, dos años por sus críticas a la condena del Tribunal Supremo a la anterior Mesa Nacional de HB.Alegría está acusado de un delito de amenazas por entregar a los junteros del PP el 10 de diciembre de 1997, en un pleno de las Juntas Generales (Parlamento provincial) en el que se debatían los presupuestos de Guipúzcoa, una nota en la que figuraba la frase "el que la hace la paga", todo ello "en un clima social en el que se estaba produciendo la amenaza y el asesinato de miembros de dicho partido", según el fiscal. Ello levantó en los receptores de la misma "un sentimiento de temor evidente contra su vida e integridad física". Entre diciembre de 1996 y junio de 1998, ETA declaró como objetivo prioritario a los ediles del PP y asesinó a seis de sus cargos públicos.

Lizarralde también incurrió, siempre según el fiscal, en un delito de amenazas al manifestar en una rueda de prensa el 2 de diciembre de 1997, tras la sentencia contra la Mesa Nacional de HB: "Si quieren guerra, la van a tener, porque está demostrado que aquí luchando, peleando, es la única manera, y es muy triste decirlo, que tenemos de conseguir la paz".

El ministerio público entiende que las palabras pronunciadas por Lizarralde, en el contexto en el que se produjeron, en el marco de la violencia de ETA y Jarrai, "implicaban un amedrentamiento a los vascos y españoles, en general, y a [otros] numerosos grupos de personas, en particular, de que iban a seguir siendo atacados violentamente en el futuro".

[El Tribunal Supremo confirmó ayer las condenas de cinco y dos años de cárcel, respectivamente, impuestas a los miembos de Jarari Alfonso Arnesto Berruezo y Álvaro José Marquínez por colaboración con ETA. El fallo acredita la función de dirigente de Berruezo en KAS y la vinculación de esta coordinadora con ETA.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de febrero de 1999