Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Actualidad teatral

Alain Delon, que afirmó el año pasado que abandonaba el cine en parte porque "el siglo que viene será más televisivo que cinematográfico", no piensa dar marcha atrás. De hecho, es muy probable que sus 40 años de carrera se cierren con Uno de dos. Belmondo, al contrario, no tiene ningunas ganas de retirarse. "No creo que haya que juzgar el cine francés de hoy comparándolo siempre con el de hace 20, 40 o 60 años. Las cosas cambian, las modas también, pero buenos actores y directores siempre los hay". Delon confiesa: "Echo de menos a Visconti, Clément o Melville".La actualidad de ambos es teatral. Belmondo, que empezó en el teatro, vuelve a sus "antiguos amores". Para Delon, "un hombre de cine y un hijo del cine", es una novedad. ¿Se puede imaginar a los dos actores reunidos en un escenario? "A mí me gustaría mucho, pero es algo que hay que preguntar a Alain..." La respuesta es muy clara: "No tengo ninguna aprensión para enfrentarme a Jean-Paul en una película. El cine es un mundo que conozco y es mi pasión. El teatro es muy diferente. Él es un especialista, yo no. Sería muy difícil encontrar una obra donde pueda expresar mi propia personalidad y él su talento". Y Belmondo añade: "¿Quién sabe? Quizás un día interpretaremos a dos centenarios".

En Uno de dos, los dos actores, que siguen siendo los seductores preferidos de la mujeres francesas, no ocultan su edad, sino que juegan mucho con ella. "Los jóvenes tienen una ventaja, explica Delon, y es que pueden mentir sobre su edad. Para nosotros ya no es posible... Así que la aceptamos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de febrero de 1999