Pujals dice que sería una "buena señal" aplazar la entrada en vigor del decreto

VIENE DE LA PÁGINA 1 Tampoco vulnera el derecho a la igualdad que tal política se haga a través de la exigencia de que la película subvencionada se proyecte en el territorio catalán y en la lengua propia de la comunidad, añade el Supremo. Para el tribunal, las cláusulas impugnadas tienen una justificación de protección del catalán desde una situación de inferioridad, "lo que es razonable y proporcional al fin pretendido, que es el aumento de la producción cinematográfica en la lengua propia de Cataluña". La sentencia añade que la orden de la Generalitat "no comporta ni que toda la proyección cinematográfica dentro del territorio de Cataluña haya de serlo en versión catalana ni que no existan instrumentos financieros de apoyo aún más importantes que sean operativos en el territorio de la comunidad autónoma tomando como referencia las producciones en versión castellana". La sentencia declara también que el castellano no queda menoscabado porque la Generalitat incentive la utilización de una lengua "sin prohibir en modo alguno la difusión de la otra, ni tan siquiera ejercer el monopolio de la financiación pública privilegiada que materialmente pudiera dificultar esa difusión". El consejero de Cultura de la Generalitat, Joan Maria Pujals, se mostró ayer satisfecho porque la sentencia del Supremo "ampara las actuaciones del Gobierno de Cataluña", informa Isabel Obiols. Pujals destacó que la sentencia sanciona la "vocación persistente" de la Generalitat para terminar con lo que juzga una "situación escandalosa": que sólo el 2% de la oferta cinematográfica de Cataluña pueda verse en catalán. La Generalitat, dijo Pujals, se siente "reforzada en las negociaciones" con las distribuidoras de Hollywood ante la entrada en vigor del decreto que a partir del próximo 17 de marzo pretende imponer cuotas al doblaje al catalán de las películas que se prevean más taquilleras. El consejero apuntó que sería "una buena señal" que se tuviera que aplazar esa fecha porque significaría que el diálogo con las distribuidoras norteamericanas, que se reemprenderá previsiblemente a primeros de marzo, va por buen camino. El recurso de la Administración del Estado a la convocatoria de subvenciones para el doblaje no llegó a suspender la validez de las ayudas. No obstante, Pujals reconoció que esos incentivos "no han encontrado una respuesta positiva". ¿Por qué? El consejero afirmó que no le correspondía a él contestar a esa pregunta. Negó también que el decreto sea una respuesta a esta situación.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 18 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50