Grecia expulsa a Ocalan de su Embajada en Nairobi y lo entrega a Kenia

Abdalá Ocalan, el líder del Partido Comunista del Kurdistán (PKK), acusado por Turquía de ser el responsable de una campaña terrorista que ha causado más de 29.000 muertos, fue expulsado ayer de la Embajada griega en Kenia y entregado al Gobierno de Nairobi, según informó Dimitri Repas, portavoz del Gobierno griego. Fuentes diplomáticas en Atenas, citadas por Efe, apuntaron que Ocalan podría haber sido entregado a la Embajada turca en Nairobi.

Dimitri Repas señaló que desconocía cómo el líder del PKK había llegado a Kenia. Las autoridades helenas le habían dado de plazo para permanecer en su Embajada hasta las 16.00 (hora local) a fin de que pudiera darle tiempo a negociar su entrega. El portavoz del Gobierno griego añadió que su país ha pedido información a Kenia sobre el actual paradero de Ocalan.Desde el pasado 16 de enero, cuando Italia denegó su solicitud de refugio, el líder kurdo había recorrido Europa en busca de asilo A principios de este mes se le impidió la entrada en Holanda, donde pretendía presentarse ante la Corte Internacional de Justicia para declarar en favor de la causa kurda.

Ocalan -conocido por los suyos con el sobrenombre de Apo (tío)- fue el protagonista de la manifestación que se celebró ayer por la mañana en Atenas, en la que dos kurdos se prendieron fuego ante el Parlamento griego mientras se manifestaban para que el Gobierno de Atenas conceda asilo político a su líder. En la manifestación participaron cerca de 1.500 kurdos.

Cuando los manifestantes llegaron a las puertas del Parlamento, situado en una céntrica plaza de la capital griega, la policía procedió a disolverlos, momento que fue escogido por dos jóvenes para rociarse de gasolina y prenderse fuego, sin que los agentes pudieran impedirlo. Ambos tuvieron que ser hospitalizados. Los kurdos tenían la intención de iniciar una huelga de hambre ante el edificio.

Por la mañana, los diarios griegos recogían en sus páginas la noticia de que Ocalan había solicitado asilo político en Grecia. El portavoz del Gobierno griego, desmintió dicha petición y añadió que Atenas "no desea" que se lleve a cabo, ya que "no sería beneficioso" ni para los kurdos, ni para las ya difíciles relaciones entre Grecia y Turquía.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS