El portavoz del partido improvisa su estreno para defender a Piqué

El portavoz oficial del PP, Rafael Hernando, estrenó ayer inesperadamente su nueva responsabilidad en una comparecencia improvisada para defender a su homólogo en el Gobierno, Josep Piqué. Hernando no convocó a los medios de comunicación para informarles de lo tratado, por segundo lunes consecutivo, en el nuevo Comité de Dirección del PP. Entre otras razones porque ese semicomité (se citó parcialmente con Javier Arenas y los cuatro coordinadores) abordó asuntos de trámite. Hernando aprovechó que la prensa había sido llamada para una reunión del programa municipal para reiterar que Piqué siempre ha actuado como ministro de Industria desde la legalidad y no como otros socialistas. El desbarajuste orgánico que han provocado en la sede del PP los últimos cambios practicados por José María Aznar se aprecia en múltiples síntomas. Hay aspectos descontrolados más o menos lógicos, como que aún no se hayan terminado las mudanzas y la ubicación de nuevos despachos. Y vacantes que continúan sin ser rellenadas ocho días después del XIII Congreso Nacional del PP. Todo eso quedará resuelto en unos días. Frente a los deseos y los estatutos, en el PP se impone el día a día. Los nueve miembros del Comité de Dirección que debían reunirse semanalmente lo hacen en función de las necesidades de Aznar. La prioridad estaba ayer en La Moncloa, donde se congregaron en los maitines los dirigentes más relevantes del PP y el Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 08 de febrero de 1999.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50