Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BOGOTÁ

Tarde con sabor a sandía

La primera de abono fue de aquellas tardes en que uno siente que la fiesta se extingue lentamente. No hubo bravura, ni peligro, ni casta, ni ímpetu, ese conjunto de cosas que, al parecer, sólo quedan en nuestro recuerdo. No. Allí había seis toros jóvenes, dulzones, con cabezas cómodas y además, blandos, parados, algunas veces distraídos, otras echados pesadamente sobre la arena del tercio. Y los toreros. ¿Entrega? Bueno, sí, pero, ante todo, ganas de pegar pases, porque sí. Porque sólo quedaba eso en la tarde gris. Pases desligados, pases con sabor a sandía, esa fruta del trópico insabora, sin olor, sin cuerpo.Y los tendidos. Unas caras largas, un silencio frío como la tarde fría. A eso le llaman aburrimiento, desgano, hastío, tedio... Qué público tan paciente éste de Bogotá. La gente se quedó hasta cuando rodó el sexto como esperando un destello, sólo uno. Es decir, esperando un milagro.

Ruiz / Rincón, Tomás, Mora

Toros de Daniel Ruiz, mansos, pitados en el arrastre.César Rincón: silencio en ambos. José Tomás: oreja y silencio. Eugenio de Mora: silencio en los dos. Plaza de Santamaría, 24 de enero. Tres cuartos de entrada.

Este año han programado sólo cuatro corridas, con toros españoles, porque el balance de las ganaderías colombianas el año pasado fue muy pobre, de manera que la empresa dijo: "Miremos hacia España; allá está la bravura". Y se enfrentó a los criadores nacionales y a pesar de una larga disputa ante las Cortes, logró luz verde para importar. Pero mire usted: comenzando enero habían lidiado en Manizales una corrida mansa de Zalduendo que fue penalizada "por afeitada y a causa de la presentación como ejemplares de desecho". Y en Medellín otra de la misma divisa, 24 horas antes del bostezo de Bogotá, también mansa.

Este prólogo podía explicar el porqué una afición fiel como la de Bogotá dejó grandes claros en los tendidos a pesar del cartel, anunciado algunos meses antes: "Bravos toros españoles en la última temporada del milenio".

Rincón, lesionado

César Rincón, que el sábado sufrió una cornada en el cuello en la corrida de Medellín, toreó el domingo en Bogotá pero al terminar acudió a que le atendieran en una clínica, informa Efe.Dos novilleros y dos matadores españoles actuaron el domingo en América: Ramón Mateo Morita cortó oreja en San Cristóbal (Venezuela) y Carlos Gallegos en Mazatlán; Javier Rodríguez ganó tres en Juchipila -las dos últimas, plazas mexicanas- y Juan Antonio Esplá fue aplaudido en Armenia (Colombia), donde Pedrito de Portugal cortó tres orejas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de enero de 1999