Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Editada la mayor colección discográfica con los mejores pianistas del siglo XX

El proyecto ha conseguido unir por primera vez en la historia a compañías rivales

La edición Mozart (1991), con 180 discos, ha dejado de ser la mayor colección discográfica de la historia. El récord lo posee ahora Grandes pianistas del siglo XX, una colección de 200 discos, editada por Philips, con los más importantes pianistas del siglo. Desde Ignacy Paderewski (Kurilovka, Polonia, 1860-Nueva York, 1941) hasta el joven Yevgueni Kissin (Moscú, 1971), esta edición reúne a 74 genios del teclado con una única representación española: Alicia de Larrocha. Grandes pianistas del siglo XX no sólo es la colección discográfica más voluminosa jamás editada, sino que su elaboración ha conseguido reunir por primera vez en la historia a 25 compañías discográficas rivales.

Ambiciosa. Éste es el calificativo utilizado ayer por los responsables del proyecto, presentado en Barcelona, para definir la que es la colección de música grabada más importante y voluminosa de las hasta ahora editadas. También está resultando polémica, por la selección de los pianistas, realizada por votación entre un grupo de expertos, y por el repertorio elegido, que duplica e incluso triplica en la misma edición las versiones de una misma obra por intérpretes diferentes.La idea de reunir a los mejores pianistas del siglo surgió del proyecto de Philips, concebido en 1995, de editar una colección de 25 discos dedicados al repertorio pianístico. Pronto se dieron cuenta de que se habían olvidado de genios del teclado de la talla de Alfred Cortot, Serguéi Rachmaninov, Artur Rubinstein y Vladímir Horowitz. Tom Deacon, director de repertorio y explotación de catálogo de Philips y responsable de Grandes pianistas del siglo XX, no lo dudó y propuso convertir el proyecto en una colección mucho más ambiciosa, capaz de reunir en el final del milenio a los que han sido los mejores pianistas del siglo.

"Primero hicimos una lista con cerca de 200 pianistas importantes que habían dejado grabado su magisterio en disco y se formó un comisión de expertos que debía seleccionar entre ellos a los mejores de los mejores. Se hicieron tres votaciones y sólo pasaban aquellos que obtenían por unanimidad la aprobación de los expertos", explicó ayer Tom Deacon. De la primera selección sólo quedaron 35 pianistas. Revisaron criterios y añadieron 20 nombres más, y una tercera revisión amplió la selección hasta 74 para poder realizar así una edición monumental con 100 discos dobles (en la práctica 200).

Repertorio

"Cuando ya teníamos los nombres, había que elegir qué obras seleccionábamos de todo el repertorio grabado de cada uno. Dediqué seis meses intensos a escuchar todas las grabaciones de cada uno de ellos. Fueron seis meses, pero también la experiencia de 45 años de mi vida escuchando discos lo que me ayudó a tomar la decisión", aseguró Deacon, quien confesó que en la colección no están todos los pianistas que él hubiera elegido. "Esto es lo que a veces pasa cuando las decisiones se toman por votación", dijo resignado.La repetición de obras interpretadas por varios pianistas en la colección ha recibido críticas de los especialistas en música clásica, pero Tom Deacon considera que en una colección como ésta es algo inevitable. "La versión definitiva de una obra no existe, si así fuera la música clásica estaría muerta. En la elección del repertorio se ha seguido un único criterio: que las obras seleccionadas, con la mayor calidad posible, representaran a cada uno de los pianistas en su mejor momento y condensaran la esencia interpretativa de toda una vida. La versión que Alicia de Larrocha hace de Iberia, de Albéniz, es una pieza clave en la colección, pero hemos incluido también la que hizo el chileno Claudio Arrau, que interpretó la obra después de que Alicia se lo hubiera sugerido. Pero si Iberia no figura entre el repertorio de la mayoría de los grandes pianistas del siglo, Beethoven sí que es un compositor muy interpretado por los pianistas; por ello en la colección hay diferentes versiones de una de sus sonatas, la número 21, Waldstein. Era algo inevitable", puntualizó el director de la edición.

Deacon no ocultó que conseguir que sellos discográficos rivales cedieran las grabaciones de sus artistas no ha sido cosa fácil. "No nos engañemos, si yo tuviera los derechos de la versión de Alicia de Larrocha de Iberia sería muy reacio a cederlos, pero a pesar de que las negociaciones no han sido nada fáciles, todas las discográficas han entendido la importancia de un proyecto como éste". Entre otros, han colaborado en la edición los sellos Emi, BMG, Deutsche Grammophon, Decca, Sony, Vanguard y Telde.

30 primeros volúmenes

La colección, de la que ya han salido al mercado los 30 primeros discos dobles, está agrupada en 10 cajas, cada una de ellas con 10 volúmenes, cuya publicación se completará en agosto del próximo año. Los pianistas seleccionados, algunos de ellos representados con dos e incluso tres volúmenes, son Géza Anda, Marta Argerich, Claudio Arrau, Vladímir Ashkenazy, Wilhelm Backhaus, Daniel Barenboim, Jorge Bolet, Alfred Brendel, Lyubov Bruk, Robert Casadesus, Shura Cherkassi, Harvey Lavan Cliburn, Alfred Cortot, Clifford Curzon, Gueorgui Cziffra, Christoph Esenbach, Edwin Fischer, Leon Fleisher, Samson François, Nelson Freire, Ignaz Friedman, Andréi Gavrilov, Walter Gieseking, Emil Gilels, Grigori Ginsburg, Leopold Godowski, Glenn Gould, Friedrich Gulda, Ingrid Haebler, Clara Haskil, Myra Hess, Josef Hofmann, Vladímir Horowitz, Byron Janis, William Kapell, Julius Katchen, Wilhelm Kempff, Yevgueni Kissin, Zoltan Kocsis, Stephen Kovacevich, Alicia de Larrocha (la única representante española), Josef y Rosina Lhévinne, Dinu Lipatti, Radu Lupu, Nikita Magaloff, Arturo Benedetti Michelangeli, Benno Moiseiwitsch, Ivan Moravec, John Ogdon, Ignacy Paderewski, Murray Perahia, Maria João Pires, Mijaíl Pletnev, Maurizio Pollini, André Previn, Serguéi Rachmaninov, Sviatoslav Richter, Artur Rubinstein, András Schiff, Artur Schabel, Rudolf Serkin, Vladímir Sofronitski, Solomon, Mark Taimanov, Rosalyn Tureck, Mitsuko Uchida, André Watts, Alexis Weissenberg, Earl Wild, Maria Yudina y Krystian Zimerman.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 16 de diciembre de 1998