Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Del afán de cobrar a la obligación de devolver

El informe elaborado por la Comisión Eléctrica no sólo es contrario a que las eléctricas reciban por adelantado una sola peseta de los CTC, sino que, además, afirma que, en los supuestos de evolución de mercado más probables, las eléctricas no sólo no deberían cobrar, sino "que deberían devolver dinero" a los usuarios.La CNSE critica el proceso de titulización o cobro adelantado de compensaciones porque, entre otras cosas, significaría adscribir un 4,5% de la tarifa eléctrica que pagan los usuarios a los agentes del proceso, es decir, a los bancos encargados de colocar el nuevo activo. Ello supone, según el organismo, implantar un nuevo "impuesto" que "se paga por anticipado y, lo que es más grave de todo, que es inmodificable".

El presidente de la CNSE, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, remarca que el organismo no es contrario por principio a que las eléctricas sean compensadas si la competencia afecta a sus equilibrios financieros. Pero cree que esta hipótesis desfavorable, a pesar de las bajadas de tarifas, no es cierta.

Las eléctricas han pactado una rebaja de tarifas del 2,5% en las tarifas para 1999 y del 1% para el 2000 y el 2001, pero, en opinión de los técnicos de la CNSE, la espectacular subida de la demanda de electricidad (7,4%) y la caída de tipos de interés de los últimos meses están compensando con creces los efectos de la mayor competencia en el sector eléctrico.

En los últimos días, y a la vista de la críticas recibidas, el titular de Industria, Josep Piqué, ha asegurado que el cobro por adelantado del billón por las eléctricas podrá ser corregido, si se concluye que es excesivo a posteriori, por mayores rebajas de tarifas.

En cualquier caso, el billón aparece como inmutable. El PSOE ha denunciado repetidamente en el Congreso -mostrando el documento- que la cifra del billón fue propuesta y enviada al Ministerio de Industria por un reputado gabinete de asesores legales de empresas (Clifford Chance) y fue recogida en el proyecto de enmienda a debatir en el Senado.

Fuentes de Industria y de las empresas han restado trascendencia al asesoramiento de Clifford Chance por formar parte, aseguran, del habitual intercambio de opiniones al elaborar una norma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 26 de noviembre de 1998