Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de Cañellas admite que el dinero del "caso Sóller" fue al PP

Los millones que pagó el empresario del caso Sóller fueron para el PP, "por interés general", en "una recepción de fondos" que puede entenderse como "financiación irregular". Esta confesión ante el Tribunal Supremo fue efectuada por el abogado del ex presidente del Gobierno balear, Gabriel Cañellas. El letrado exigía de la Sala de Lo Penal la absolución y exoneración del hombre del PP que más tiempo ha gobernado en la España democrática (1983-95). Cañellas intenta reparar su biografía política y lavar la imagen pública de todo rastro criminal -un cohecho o soborno prescrito dice la sentencia del Tribunal de Baleares-, pero involucra directamente al partido en una trama oculta de financiación con dinero negro procedente del cobro de comisiones a empresarios y amigos protegidos.

El cajero del PP y ex secretario y ex consejero José Antonio Berastáin -el hombre que manejaba las cajas de seguridad, blanqueaba y fragmentaba talones y dictaba pagos- asumió el operativo pero dijo desconocer el origen del dinero. Tras ser forzado a dimitir en 1995, Cañellas pactó su futuro con la cúpula del PP: sigue como diputado y en la ejecutiva balear y pretende mantener la tutela de la derecha insular al tiempo que gestiona sus negocios y dirige un despacho de influencias y asesorías en Palma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de noviembre de 1998