El Gobierno central no destina fondos para el Palacio de Deportes bilbaíno

El proyecto de construir un Palacio de Deportes en el edificio bilbaíno de La Alhóndiga no cuenta, de momento, con ayudas del Gobierno central. Pese al compromiso reiterado varias veces desde el Consejo Superior de Deportes (CSD), el ambicioso plan de casi 8.000 millones de pesetas carece de una partida económica concreta en el proyecto de Presupuestos del Estado para 1999 que el Ejecutivo ya ha presentado en el Congreso. Esta ausencia, junto a otras motivaciones políticas, ha llevado al PNV a rechazar el proyecto presupuestario, según confirmó la concejal de Deportes y Juventud de Bilbao, la peneuvista Marta Barco. PASA A LA PÁGINA 5

El proyecto del Palacio de Deportes se mantendrá pese a la falta de ayudas

VIENE DE LA PÁGINA 1 La concejal Marta Barco aseguró ayer que la carencia de una partida económica en los Presupuestos Generales no retrasará los planes previstos, pues el proyecto prevé en una primera fase la construcción de un aparcamiento subterráneo, que correrá a cargo de la iniciativa privada. La edil se mostró optimista por la futura implicación del Gobierno central: "Lo veo más como una moratoria. Hay un incumplimiento de las promesas, pero quiero creer en la palabra y la seriedad, después de las declaraciones de los dirigentes del PP apoyando el Palacio de Deportes en La Alhóndiga". Este año, las instituciones -gobiernos vasco y central, la Diputación vizcaína y el Ayuntamiento de Bilbao- se comprometieron a financiar a partes iguales los 3.000 millones de pesetas que costará el acondicionamiento del interior del edificio, la construcción de la cubierta, la pista polideportiva, gimnasios, piscina olímpica, etcétera. Ésta sería la segunda fase del proyecto. La primera es la habilitación del aparcamiento subterráneo con 580 plazas, cuyo proyecto definitivo se recibirá próximamente en el Ayuntamiento bilbaíno. La financiación correspondería a la empresa concesionaria del estacionamiento. Según ha anunciado el alcalde, Josu Ortuondo, se está negociando que una misma empresa se encargue de la gestión de los cuatro aparcamientos de propiedad municipal ubicados en los alrededores. La creación del aparcamiento del Palacio de Deportes tiene un presupuesto de 1.600 millones. La elevada cantidad se debe a la complejidad de los trabajos, puesto que se respetará la fachada del viejo almacén de vinos de La Alhóndiga -que llegó a ser concebido como un centro cultural por el ex alcalde José María Gorordo- y se vaciará el interior. El concejal de Circulación y Seguridad Ciudadana, Pedro Barreiro (PNV), no se aventuró a fijar la fecha de inicio de las obras. "Será a lo largo de 1999", señaló. La tercera fase del Palacio de Deportes consiste en la construcción de un graderío con capacidad para cerca de 8.000 espectadores y los sistemas de iluminación, entre otras infraestructuras. El presupuesto ronda los 3.000 millones de pesetas y ahora se carece de financiación. "Ya se abordará en su momento. Cuando el resto esté acabado, será más fácil lograr ayudas", señaló Marta Barco. El futuro Palacio Municipal de Deportes de Bilbao dispondrá además de un centro de medicina deportiva, salón de congresos, centro de perfeccionamiento técnico y servicios de hostelería.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS