Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las células del cerebro se pueden regenerar

Un equipo de científicos estadounidense ha comprobado que las células del cerebro humano pueden crecer y dividirse, y otro grupo prepara ahora un experimento para regenerar las neuronas en el laboratorio y luego reinyectárselas a los pacientes con daños cerebrales debidos a enfermedades como el parkinson.

Fred Gage y sus colaboradores del Instituto Salk de La Jolla (California, EE UU) han examinado los cerebros de pacientes terminales de cáncer que habían sido tratados con un fármaco antitumoral (bromodesoxiuridina) que también se usa en el laboratorio para marcar las células que se dividen. Esa molécula es parecida a un componente natural del ADN, y las células en proceso de división la incorporan cuando replican su material genético.

Los investigadores comprobaron que el fármaco se había incorporado a las células cerebrales de los pacientes, lo que implica que éstas se habían dividido. Las neuronas en cuestión pertenecían a una región cerebral, el hipocampo, que está implicada en los mecanismos de la memoria y el aprendizaje.

Más evidencias

El estudio, que demuestra que el cerebro humano retiene la capacidad para regenerarse durante toda la vida, viene a unirse a otros publicados la semana pasada que también aportan evidencias de que el cerebro adulto no es tan inmutable como se pensaba hasta ahora.Según la revista Nature Medicine, que publica el experimento en su último número, los resultados obligan a revisar la cuestión de la plasticidad de un órgano que hasta ahora se consideraba un hecho consumado a efectos anatómicos.

Un equipo del centro médico Cedars-Sinai, de Los Angeles, ya ha anunciado que utilizará estas ideas para ayudar a las personas con el cerebro dañado por enfermedades o accidentes. El proyecto es extraer de sus cerebros algunas neuronas dañadas, estimularlas a dividirse en el laboratorio y reimplantárselas a los pacientes.

"Empezaremos en seguida a probar la técnica en pacientes de parkinson", anunció ayer Michael Levesque, un neurocirujano del equipo de Los Angeles. La enfermedad de Parkinson se debe precisamente a la muerte de un pequeño grupo de neuronas cerebrales. Los experimentos en la médula son mucho más complicados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 3 de noviembre de 1998