Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Microsoft acusa al Gobierno de EE UU y a Netscape de prepararle una encerrona

Los abogados de Microsoft han dado un giro a la estrategia de su defensa. Hasta ahora trataban de demostrar que el comportamiento de la compañía en el mercado es agresivo pero ajustado a la legalidad; ahora intentan revelar las maniobras de Netscape y el Departamento de Justicia para buscar pruebas en su contra.El punto clave en torno al que gira buena parte de la demanda se centra en la reunión que mantuvieron directivos de Microsoft y Netscape el 21 de junio de 1995. Según Netscape, en el encuentro Gates amenazó a esta compañía si no dejaban de fabricar navegadores de Internet para el sistema operativo Windows; según Microsoft, sólo se discutieron avances en las tecnologías informáticas. Ahora los abogados de Microsoft aseguran que aquella reunión fue "una encerrona". Los letrados basan esta acusación en que el Departamento de Justicia pidió a Netscape -y obtuvo- detalles de lo tratado en ese encuentro al día siguiente de que la reunión tuviera lugar. John Warden, principal abogado de Microsoft, formuló esta pregunta a James Barksdale, presidente de Netscape, cuando éste ocupaba el estrado: "¿No es un hecho que la reunión se convocó con el propósito de crear algo que pudiera incitar al Departamento de Justicia a iniciar acciones contra Microsoft?". Barksdale contestó: "Eso es absurdo".

Los abogados de Microsoft conocieron hace dos días los contactos entre Netscape y el Gobierno de EE UU, algo que consideraron una "flagrante ocultación de documentos" por la que pidieron sanciones ante el tribunal.

David Boies, abogado del Departamento de Justicia, aseguró que pidieron información a Netscape al día siguiente de aquella reunión porque entonces estaban investigando a Microsoft por otras acusaciones de abuso de posición dominante, y no porque estuvieran construyendo cargos contra la compañía de Bill Gates.

Microsoft también aportó correos electrónicos de Netscape para avalar que fueron los errores de esta empresa los que han permitido que el navegador de Microsoft le haya comido terreno. En esos mensajes algunos empleados de Netscape ridiculizan su propio navegador: "Es más rápido que un perro sin piernas, si el perro está muerto". Cuando los abogados leyeron a Barksdale estos correos, éste aseguró que son mensajes internos que los empleados se envían para relajar la tensión del trabajo. "Normalmente se quejan de la comida de la cafetería", dijo Barksdale.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 28 de octubre de 1998