Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

14 alcaldes entregan a Medio Ambiente un informe hecho por pilotos que cuestiona la seguridad en Barajas

Les preocupa la seguridad del nuevo espacio aéreo aprobado para inaugurar la tercera pista de Barajas. Son 14 alcaldes de pueblos afectados por las mejoras del aeropuerto madrileño y ayer le pidieron al Gobierno nacional, en nombre de unos 500.000 vecinos, que impida que empiece a operar en noviembre la nueva plataforma aérea. Los primeros ediles entregaron, en una reunión en el Ministerio de Medio Ambiente, un documento del sindicato de pilotos que señala "serias dudas sobre la seguridad del nuevo espacio aéreo". Tienen las ideas claras. Para garantizar la calidad de vida de los vecinos a los que representan, no quieren prisa en el despegue de la tercera pista (que aumentará la capacidad del aeropuerto madrileño en un 50 %).Los regidores reclaman que se haga público de inmediato el Plan de Impacto Ambiental y el Plan de Emergencia y Seguridad, y que se efectúe la insonorización de las viviendas afectadas, tomando en cuenta una huella sonora "real" (que corresponda a las nuevas rutas aéreas). "Tenemos la sensación de que todo vale en Barajas", se quejó la alcaldesa de San Fernando, Monserrat Muñoz (IU), al término de la reunión con la directora general de Calidad Ambiental del ministerio, Dolores Carillo.

"En los últimos tres años hemos mantenido innumerables reuniones, pero el plan de emergencia se desconoce", agregó, acompañada por sus pares de Coslada, Mejorada del Campo, Tres Cantos, San Sebastián de los Reyes, Torrejón de Ardoz y Paracuellos de Jarama.

La reunión de ayer se extendió durante dos horas y la cartera de la que es titular Isabel Tocino guardó silencio tras el encuentro.

"El Gobierno aceptó la reunión porque dice que le interesan los vecinos", explicó Francisco Benito Conde, de Torrejón. "Nosotros no queremos dar nuestra opinión sino que se respete la ley y la Declaración de Impacto (el nivel máximo es 65 decibelios)".

Mientras tanto, Barajas recupera la normalidad. En el sexto día de adaptación a la nueva configuración del espacio aéreo, el índice de puntualidad era de 74% a las 19.00. De las 803 operaciones programadas se habían realizado 591, con una espera media de 14 minutos, según informó Aena.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998