Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN EL PAÍS VASCO

El presidente foral anuncia que Navarra "será generosa" si el proceso de paz se consolida

Todo se mueve en el incipiente proceso de paz en el País Vasco, inclusive el presidente de Navarra, Miguel Sanz. Tras una hora de entrevista con el jefe del Gobierno central, José María Aznar, el presidente foral anunció que si ETA abandona las armas, podrían "hablar y negociar, y ahí Navarra va a estar y será generosa". Anuncio insólito viniendo de un presidente que pertenece a una formación, UPN, que siempre se ha opuesto al acercamiento de Navarra a la comunidad vasca por temor a la anexión, planteada por los nacionalistas. Pero también HB se replantea su posición en este tema.

Miguel Sanz, correligionario de una de las últimas víctimas de ETA, Tomás Caballero, concejal de UPN en Pamplona asesinado en mayo pasado, precisó, tras su entrevista con Aznar, que "ser generoso significa no dar la espalda para consolidar este proceso" de paz, y mostró su disponibilidad a apoyar la política de reinserción de presos etarras si la banda armada abandona definitivamente el terrorismo. "En la medida en que se consolide la tregua y podamos hablar de abandono definitivo de la violencia, se podrá hablar de otras cuestiones como la política penitenciaria y la reinserción", dijo el presidente navarro.También se mostró abierto a facilitar desde Navarra el proceso político que se abra posteriormente al proceso de paz, siempre que "no esté sometido al chantaje". Admitió, en este sentido, la posibilidad de buscar fórmulas de cooperación con la comunidad vasca.

La importancia de la posición de Sanz radica en que hace tan sólo dos años rechazó la creación de un órgano de cooperación permanente entre Navarra y el País Vasco. Ayer insinuó que las relaciones entre ambas comunidades pueden replantearse siempre que los nacionalistas abandonen la idea de anexión de Navarra al País Vasco que EH (las nuevas siglas electorales de HB) plantea en su programa y que también recoge el comunicado de ETA en el que anunciaba la tregua el pasado 16 de septiembre. HB es la formación nacionalista vasca con más fuerza en Navarra. El PNV es testimonial en esa comunidad.

Pero todo este planteamiento también está en revisión en HB. Algunos de sus miembros empiezan a considerar algo tan básico como que deben ser los propios navarros quienes decidan sobre sus relaciones con el País Vasco. Miembros influyentes de la coalición abertzale, como el navarro Patxi Zabaleta, consideran que un buen objetivo a medio plazo podría ser la creación del órgano de cooperación permanente entre ambas comunidades, fórmula que Miguel Sanz desechó hace dos años a causa precisamente de los temores suscitados por las aspiraciones anexionistas del nacionalismo vasco sobre Navarra.

Sanz ha acogido favorablemente las nuevas tomas de posición en HB sobre su comunidad. "No está mal para consolidar este proceso de paz", dijo. Aunque mantuvo cierta cautela porque los principales líderes de HB, como Arnaldo Otegi, "dicen aún otras cosas" y "siguen considerando públicamente que Navarra forma parte fundamental de su proyecto territorial". Sanz pidió a los partidos nacionalistas vascos "algún cambio tendente a reconocer la unidad de España sin renunciar a su identidad como pueblo".

José María Aznar ofreció a Sanz garantías de que en las conversaciones que puedan abrirse sobre este proceso, la identidad de Navarra no estará sometida a cuestión. El mensaje de Aznar fue de "tranquilidad" para la Comunidad Navarra. "No hay ninguna emergencia que afecte a Navarra" en el proceso que se abre tras la tregua de ETA, dijo Aznar a Sanz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998

Más información

  • Aznar garantiza a Sanz que "no hay ninguna emergencia" que afecte a su comunidad