Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN EL PAÍS VASCO

El PP concede a estas autonómicas tanta importancia como a unas generales

El ministro para las Administraciones Públicas, Mariano Rajoy, aterrizó ayer en Rentería para reforzar el mensaje que el PP busca que cale entre sus simpatizantes: que vayan a votar el 25 de octubre como si se tratase de unas elecciones generales. Lo destacaron varios oradores y lo glosó Rajoy: "Estas elecciones son tan importantes al menos como cualquiera de las generales celebradas desde 1978 y me quedo corto a propósito". El candidato a lehendakari del PP, Carlos Iturgaiz, lo remachó y el presidente provincial del partido, Ricardo Hueso, lo cuantificó en votos, que es de lo que se trataba. Son unos 70.000 en Euskadi y un millar en Rentería.

La presencia ayer de José María Trimiño, el sustituto de José Luis Caso y Manuel Zamarreño, dos de los cinco concejales asesinados del PP este último año, lo decía todo. Los intervinientes lo subrayaron.

El discurso político fue el mismo de siempre, con el consabido realce a la Constitución, el Estatuto y la convivencia entre todos. Rajoy lamentó que el candidato del PNV, Juan José Ibarretxe, considere que integración es ir en bicicleta con cualquier Fernández. Rajoy, gran aficionado al ciclismo, cree anormal que alguien se plantee cuál es el apellido de su compañero de ruta. El hotel elegido por el PP para el mitin de ayer fue el primero en el que Felipe González realizó una rueda de prensa tras la clandestinidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998