Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Plataforma Guadalquivir defiende la Breña II ante la UE

La Plataforma del Guadalquivir ha rebajado la importancia de la carta remitida a España por la Comisión Europea en la que advierte al Gobierno de que el informe de impacto ambiental sobre el pantano Breña no está bien hecho (ver EL PAÍS de ayer). La plataforma, que agrupa a buen número de regantes del Guadalquivir, cree que la comisión "carece de fundamentos oficiales para afirmar que el citado embalse no cumple adecuadamente la normativa de la Unión Europea sobre protección ambiental". De hecho, el Ministerio de Medio Ambiente aún no ha completado los trámites administrativos sobre el proyecto, especialmente la remisión de todos los documentos a la consejería andaluza del ramo para que autorice el embalse. La plataforma alega que la única información que tiene la Comisión Europea sobre Breña II procede de los movimientos conservacionistas, "por lo que los datos que maneja la comisión sobre el citado embalse carecen de validez oficial y están sesgados en sus aportaciones informativas". Los regantes defienden que el pantano es necesario para mantener 15 millones de jornales al año, garantizar el regadío de 230.000 hectáreas, asentar las poblaciones rurales y desarrollar la industrial del ocio y turismo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de octubre de 1998