Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Lula" confía en disputar la segunda vuelta

El candidato presidencial de la alianza de izquierdas, Luiz Inacio, Lula, da Silva, considera que la carrera presidencial todavía está abierta, según informó a este periódico un asesor de su campaña. El presidente brasileño necesita obtener la mitad más uno de todos los votos para lograr directamente la reelección en la primera vuelta.

La confianza de la alianza de izquierdas ha aumentado al conocerse los primeros resultados de las votaciones en los Estados del noreste, tradicional feudo del voto conservador, en los que Lula ha incrementado considerablemente su porcentaje de votos.

El presidente del Partido de los Trabajadores (PT), Jose Dirceu, advirtió que la alianza de izquierdas "no acepta que Cardoso haya sido ya reelegido porque aún no ha terminado el escrutinio y la diferencia que existe es mínima". El frente liderado por Lula va a presentar una denuncia contra la manipulación que, en su opinión, han efectuado las sondeos de intención de voto y los realizados a pie de urna.

Estos sondeos garantizaban una holgada victoria de Cardoso con el 56% de los sufragios. Las previsiones de la alianza de izquierdas de aumentar su representación parlamentaria parece confirmarse y podrían llegar a los 130 diputados. El PT esperaba pasar de 50 diputados en la anterior legislatura a unos 70. Su número de senadores también va a aumentar considerablemente, con escaños garantizados senadores incluso en Estados donde este partido no tenía previsto obtenerlos como Pará, Amazonas y Piaú.

Amplio frente

La izquierda brasileña, que ha obtenido en estos comicios unos resultados mejores que los vaticinados inicialmente por los sondeos, ha comenzado ya a dar los primeros pasos para la configuración de un amplio frente de oposición o de gobierno, de confirmarse la posibilidad de una segunda vuelta, según la misma fuente.Los partidos de la izquierda brasileña, que por primera vez en la historia electoral de Brasil se unieron en torno a una candidatura, la de Lula, comenzaron ayer las negociaciones para dar continuidad a esta alianza y estudiar la formación de un frente amplio al estilo de Argentina, según un asesor de la campaña de Lula.

La alianza de izquierdas -que está formada por el Partido de los Trabajadores (PT), el Partido Democrático Laborista (PDT), el Partido Socialista Brasileño (PSB), el Partido Comunista de Brasil (PC do B) y el Partido Comunista Brasileño (PCB)- estudia la transformación de la actual coalición en un proyecto permanente con el objetivo inmediato de unificar la actuación de los partidos coligados en el Congreso Nacional y en las Asambleas estatales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de octubre de 1998