Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UPV prevé tener en marzo vía libre para construir su rectorado en el centro de Bilbao

El nuevo Rectorado de la Universidad del País Vasco (UPV) será el primer edificio que se levante en Abandoibarra, el área existente entre el Guggenheim y Palacio Euskalduna. Sus promotores -la Universidad y la Bilbao Bizkaia Kutxa (BBK), que destinará 1.400 millones a las obras- creen que será así porque confían en acabar los trámites pendientes para marzo del año próximo. Si los plazos se cumplen, se podrá iniciar entonces la construcción. El rector, Pello Salaburu, explicó ayer que una comisión mixta de ambas entidades trabaja en la elección de un arquitecto "de prestigio" que se encargue del proyecto. El Ayuntamiento de Bilbao prevé que también en 1999 empiecen las obras de un hotel de lujo en Abandoibarra. Las tres cajas de ahorros vascas (BBK, Kutxa y Caja Vital), y la Universidad pública suscribieron ayer un convenio por el que las primeras manejarán durante seis años los fondos de la UPV -unos 35.000 millones de pesetas anuales- a cambio de ofrecer "servicios, patrocinios y mecenazgos" a la comunidad universitaria. Financiar el nuevo Rectorado es una de las contrapartidas de la BBK. Los presidentes de BBK, José Ignacio Berroeta; de Kutxa, Fernando Spagnolo, y de Caja Vital, Juan María Urdangarín, y el rector firmaron el acuerdo en el campus de Leioa. Gracias al convenio, los más de 60.000 alumnos de la UPV tendrán desde este curso, en una fecha sin determinar aún, una tarjeta inteligente que les permitirá por ejemplo saber sus notas o pagar el autobús. Deusto pondrá en marcha una tarjeta similar también este curso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 1998