Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los condenados del "caso Marey" que entran hoy en prisión solicitan al Gobierno un indulto rápido

El secretario de Estado de Seguridad, Ricardo Martí Fluxá, notificó ayer personalmente a los abogados de los 10 condenados del caso Marey que siguen en libertad que deberán presentarse en las cárceles que han elegido antes de las once la mañana de hoy. Los condenados se distribuirán entre las prisiones de Alcalá-Meco (Madrid), Ocaña-2 (Toledo), Logroño, Sevilla y Can Brians (Barcelona), en tanto que el ex dirigente socialista Ricardo García Damborenea, hoy próximo al PP, no ha divulgado el centro de su elección para intentar eludir la foto de su entrada en la cárcel. Los condenados apelaron ayer a la "generosidad" del Gobierno del PP para que se les conceda el "indulto total" y "en un tiempo corto".

Los 10 condenados que ingresarán hoy en prisión estarán en módulos especiales para miembros de las fuerzas de seguridad, y en aquellos centros donde no los haya, estarán completamente separados de los reclusos de la banda terrorista ETA.En la cárcel de Alcalá-Meco (Madrid), donde ingresarán el ex comisario Julio Hierro y los ex policías José Amedo, Michel Domínguez y Juan Ramón Corujo hay unos 30 internos de ETA, pero los ex agentes ocuparán celdas del módulo especial para presos de los cuerpos policiales.

La juez de vigilancia penitenciaria de Madrid, María del Prado Torrecilla, no accederá a mantener en tercer grado a José Amedo y Michel Domínguez, según Europa Press, ya que no tiene competencia para paralizar una ejecución de estancia ordenada por el Tribunal Supremo.

En la cárcel de Ocaña-2, en la que ingresarán el ex gobernador civil de Vizcaya Julián Sancristóbal y el ex comisario Miguel Planchuelo, no tiene módulo especial para policías pero cuenta con seis departamentos diferentes.

Sancristóbal afirmó en declaraciones a Europa Press: "Confío en que el Gobierno en un tiempo razonablemente corto, actué con la generosidad que ya ha anunciado. Tengo la esperanza de que el Gobierno nos indulte".

Miguel Planchuelo, el ex jefe de la Brigada de Información de Bilbao que se derrotó ante el juez Baltasar Garzón y cambió su declaración acusando a sus superiores del secuestro de Segundo Marey, declaró ayer a la Cope que se siente "como un preservativo que se usa y cuando ya no sirve se tira a la basura". Luis Hens, uno de los ex policías que vigilaron a Segundo Marey durante su cautiverio, aseguró que la tregua de ETA no tiene por qué afectar a los condenados del caso Marey y que no aceptará ser "moneda de cambio de ninguna clase".

El ex policía, que ingresará en la prisión de Málaga o en la de Sevilla para cumplir una pena de cinco años, dijo: "Un poco de generosidad del Gobierno no nos vendría mal". El ex policía Francisco Sáiz Oceja irá a la prisión de Logroño, y el ex jefe del Mando Único de la Lucha Contraterrorista Francisco Álvarez ha elegido la cárcel de Can Brians, en Barcelona.

Según la agencia Efe, los condenados tendrán hoy un menú especial al celebrarse en todas las prisiones la festividad de la Virgen de la Merced, patrona de Instituciones Penitenciarias. En el penal de Ocaña, Sancristóbal y Planchuelo tendrán de primer menú entremeses, langostinos a la vinagreta, cordero asado con guarnición, arroz con leche, fruta y café.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de septiembre de 1998

Más información

  • Los diez sentenciados cumplirán sus penas en módulos separados de los reclusos etarras