Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV culpa al PP de incumplir los acuerdos de la Margen Izquierda

El PNV acusó ayer al Ministerio de Industria y al PP vasco de incumplir el acuerdo interinstitucional para la revitalización de la Margen Izquierda al suscribir el acuerdo con la Oficina de Dinamización de la Actividad (ODA). El presidente de la ejecutiva vizcaína peneuvista, Javier Atutxa, aseguró ayer que "el afán de protagonismo de [Carlos] Iturgaiz y del PP" vasco que éste preside puede retrasar los planes de revitalización de la zona, y añadió que los populares han primado este afán al interés de los ciudadanos, "que han depositado sus esperanzas en un programa de desarrollo cuidadosamente diseñado por las instituciones y los partidos vascos". Según Javier Atutxa, el convenio se ha llevado a cabo con "nocturnidad y alevosía".

El PP dice que Industria no ha sabido gestionar las ayudas

Para el PNV la ODA ha vulnerando de forma unilateral los compromisos adquiridos sin contar con el resto de los partidos e instituciones. Además, aseguró que esta decisión supone "una violación del autogobierno de Euskadi, que tiene plenas competencias en materia de industria, con una burda justificación de ineficacia por parte de la Spri". Por último, el responsable nacionalista indicó que el PP "parece no conocer el significado de la palabra eficacia cuando impulsan la creación de un organismo que duplicará funciones y competencias con la Spri, desperdiciando esfuerzos inútilmente, malgastando el dinero de todos los ciudadanos y torpedeando un plan, impulsado desde Euskadi y que ha tomado en serio la necesidad de sacar a las márgenes del Nervión de la grave situación económica y social que atraviesa". Victimismo Por su parte, el parlamentario del PP Fernando Maura acusó hoy al consejero de Industria, Javier Retegui, de recurrir al "discurso victimista del nacionalismo" para intentar desacreditar el acuerdo suscrito entre el Departamento del ministro, Josep Piqué, y la empresa ODA en el marco del plan de revitalización de la Margen Izquierda. Además, aseguró que este convenio está motivado por las "carencias de gestión de los instrumentos que están en manos del Gobierno autónomo", y que las cifras anunciadas ayer por el Ministerio de Industria eran conocidas por los responsables vascos desde hacía varios meses. En este sentido, dijo que a parte de los 400 millones a fondo perdido que aporta el Ministerio, la Sepi (Sociedad para la Promoción Industrial) da otros 400 millones más, y añadió que no existe exclusividad en lo que se refiere a la gestión de ayudas del ministerio. "La exclusividad no ha existido nunca, y ya en el año 1997, ODA recibió alguna partida económica en el marco de la misma orden ministerial que habilitó fondos para la Spri", apuntó. Maura agregó que "calificar un acto serio, como la firma del acuerdo, que aporta nuevos fondos para la Margen Izquierda, y utilizarlo con burla, deslealtad y descalificación a la Spri, se corresponde con el tradicional discurso victimista del nacionalismo, además que no manifiesta la verdad". Asimismo señaló que la actitud de Retegui podría ser calificada como del nacionalismo perfecto. "Es decir, lo mío es mío, y lo tuyo es mío también", añadió. Por último, aseguró que es necesario preguntarse qué opinión tendrán de estos órganos los empresarios que no han podido recibir las ayudas. Maura se interrogo sobre qué era lo que podían pensar los vecinos de la Margen Izquierda si saben que el Gobierno vasco no fue capaz de gastar todas las cantidades asignadas por el Gobierno central a este fin en 1997. Los alcaldes, en su mayoría socialista, de la Margen Izquierda anunciaron ayer que hoy darían su postura oficial ante la nueva situación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998

Más información