Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS FINANCIERA MUNDIAL

El BBV calcula que la crisis reducirá en un máximo de 14.000 millones el resultado de su grupo latinoamericano

El Banco Bilbao Vizcaya (BBV) calcula que la crisis latinoamericana puede reducir un máximo de 14.000 millones de pesetas los resultados de las filiales que el grupo español tiene en la zona. Según los datos que maneja el banco, la previsión inicial era que los resultados procedentes de América Latina ascendieran a 106.000 millones de pesetas. En el supuesto de que se produzca una devaluación severa en la zona, esa cifra se reduciría a 95.000 millones. Y si fuera muy severa, a 92.000 millones.La crisis de los mercados ha provocado que los resultados por operaciones financieras del grupo en julio y agosto hayan arrojado un saldo negativo de 2.369 millones. Entre el 1 y el 21 de septiembre, contabilizó unos beneficios de 1.020 millones por este tipo de operaciones.

El BBV, cuyo consejo de administración analizó ayer el impacto de la crisis en el grupo, considera "no dramáticos" estos datos. Es más, en la documentación sobre este tema remitida ayer a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el BBV asume el compromiso de mantener la previsión de aumento de beneficio y de dividendo (20% y 15% respectivamente) para el presente ejercicio. Además, reitera su decisión de conservar todas sus inversiones en la zona. Unas inversiones que, de momento, tienen un saldo negativo para el grupo. De acuerdo con los datos del banco, desde 1996 hasta julio de 1998 el saldo entre el conjunto de saneamientos y provisiones del grupo en las filiales de América Latina y los beneficios que proceden de ellas es negativo en unos 134.000 millones. El periodo de maduración de estas compras es seis años. El grupo vasco continuará con su política de saneamientos estrictos. Estima, según la documentación enviada a la CNMV, que los saneamientos de este año "superarán los 240.000 millones".

El BBV argumenta que el descenso experimentado por sus títulos en la actual crisis ha sido más fuerte que el de otros por las elevadas plusvalías que generan. Las ventas han estado protagonizadas principalmente por inversores extranjeros. Desde el 31 de julio hasta el 18 de septiembre el capital del banco en manos de extranjeros ha pasado del 29,1% al 26,7%. Sin embargo, el número de accionistas se ha elevado de 300.716 a 372.948.

Entre los compradores se encuentran los directivos del banco que en estas semanas han tomado 500.000 acciones. La autocartera, según fuentes del banco, está en el 2,2%, aunque en esta cifra se contabilizan acciones destinadas a primas por productividad de los empleados. Según los datos aportados a la CNMV, la autocartera neta es del 0,8%.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de septiembre de 1998