Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gil se propone crear en Marbella una fundición de bronces de Dalí

Un notario avala las esculturas que adquirió

El alcalde de Marbella, Jesús Gil, anunció ayer que se propone adquirir los derechos de reproducción de las obras de Salvador Dalí "y montar una fundición y una tienda que lo comercialice". Gil quiso así, en compañía de la empresa vendedora de 10 esculturas al Ayuntamiento, Scilad, demostrar la autenticidad de los bronces puestos en entredicho por los partidos de la oposición y algunos expertos. La fundición que quiere crear Gil estaría destinada a dar trabajo a ex-toxicómanos que siguen tratamiento en un centro municipal.El representante de la empresa Scilad, José Cabré, afirmó que las esculturas instaladas en la avenida del Mar de Marbella, tachadas de estéticamente detestables por varios expertos de los partidos de la oposición, se encuentran bajo la cobertura jurídica dada por sucesivos contratos firmados por Dalí y la familia Clot, que le encargó esta colección que lleva su nombre. Cabré enseñó una documentación firmada por un notario, que avalaba la autenticidad de los bronces adquiridos por el Ayuntamiento de Gil por 250 millones de pesetas.

"Los originales han sido realizados por las propias manos de Dalí, que los moldeó en cera caliente", dijo Cabré, que aportó también fotografías, compulsadas también por un notario, del pintor catalán trabajando en cera. También aportó certificados y folletos de exposiciones de estas obras en Florida, Buenos Aires, Cataluña y Madrid.

Para el representante de Scilad, el Ayuntamiento obró correctamente al aceptar el certificado de Robert Descharnes, considerado un experto en la obra de Dalí por Cabré. Aportó también fotocopias de cartas de la galerías Sothebys y Christie´s, que consideraban a Descharnes como la persona autorizada para realizar dichas certificaciones.

"Pocas obras de arte en el mundo han estado tan documentadas como la colección Clot de Salvador Dalí", indicó Cabré, para precisar que obras de otros artistas se venden con certificado de autenticidad pero carecen de contratos o documentación jurídica que los avale. Izquierda Unida había asegurado que las 10 esculturas que expone el Ayuntamiento desde principios de junio eran falsas, simples copias hechas a partir de bocetos del pintor en una fundición de Verona (Italia). Los bronces tienen más de dos metros de altura, y cada uno pesa entre 200 y 400 kilos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de agosto de 1998