Comienza el desmontaje del gran contenedor de la Casa de l"Ardiaca

El gran contenedor instalado en febrero de 1991 junto a la Casa de l"Ardiaca, en la plaza de la Catedral de Barcelona, desaparecerá finalmente a principios del próximo mes de septiembre, después de que anteayer se iniciaran los trabajos de desmantelamiento del mismo. El contenedor, que se instaló de manera provisional, tenía que ser retirado en un principio en 1993, pero la retirada se anuló por falta de presupuesto. Otra fecha anunciada para su retirada fue la del año 1997; pero finalmente se hará efectiva en septiembre de 1998, tras más de siete años de presencia en la plaza de la Catedral. El contenedor se instaló mientras se llevaban a cabo las obras de restauración de la Casa de l"Ardiaca, sede de la hemeroteca municipal. Consta de cinco plantas y de 2.500 metros de estanterías, en los que se llegó a guardar un 65% de los documentos del archivo. La hemeroteca, una de las mejores de Europa, recibe unos 25.000 visitantes por año y facilita unas 100.000 consultas. A lo largo de sus siete años de vida, el contenedor ha sido disfrazado de diferentes maneras para que no afeara demasiado la plaza. Durante un tiempo fue cubierto con una tela que exhibía un crucigrama gigante; y, más adelante, con un dibujo de Lola Anglada. Finalmente, en el plazo de unos 15 días, el edificio gótico de la plaza de la Catedral recobrará su antiguo esplendor.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS