Los efectos de comercio impagados en la comunidad suman 470 millones de pesetas al día, el 14% del país

Los empresarios valencianos son incapaces de afrontar al día una media de 470 millones de pesetas en efectos de comercio. Entre enero y abril, efectos comerciales -letras y pagarés en su mayoría- por valor de 56.379 millones de pesetas han sido devueltos por impago, según datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). Las entidades financieras valencianas afrontan cada día unos 2.600 efectos comerciales impagados. Estos datos sitúan a la comunidad, con el 14% de impagados de todo el Estado, un 40% por encima del volumen que le correspondería en relación a su peso económico -aproximadamente un 10,5% del Producto Interior Bruto del Estado- y demográfico -un 10% de la población nacional-. Con sus 179.746 millones de pesetas, la Comunidad Valenciana contribuye notablemente al 1,2 billón que sumaron la totalidad de efectos de comercio impagados durante el año pasado en todo el país. Exactamente, una aportación equivalente a algo más de 46.000 pesetas en impagados por cada uno de los 3,9 millones de habitantes de la comunidad. Estas cifras, sin embargo, más que reflejar la falta de liquidez de los negocios valencianos muestran un recurso para obtener fondos "poco ético", señalan fuentes consultadas. Empresas que han agotado los métodos de financiación normales, es decir, empresas con problemas financieros que ya han recurrido a créditos o hipotecas, acuden a la emisión de letras de forma unilateral, inventando su condición de acreedores, o duplican y triplican las letras como método de obtener financiación rápida. Para el director general de economía, Javier Quesada, sin embargo, el elevado número de efectos devueltos responde al mayor uso de letras en la comunidad y al "aumento del empleo" en la economía valenciana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 1998.

Lo más visto en...

Top 50