Operados a corazón abierto con éxito 18 niños africanos gracias a una organización humanitaria

Desde que el pasado octubre aterrizaron en el aeropuerto de Sevilla dos pequeños senegaleses, negros como el carbón y con el corazón enfermo -tetralogía de Fallot- para ser intervenidos quirúrgicamente, La ONG Tierra de Hombres, ha efectuado su particular Viaje hacia la vida con 18 niños en cuyos países no hay medios para realizar estas operaciones. Dos hospitales andaluces, el Sagrado Corazón en Sevilla y la clínica Gálvez en Málaga, y numerosos voluntarios han colaborado desinteresadamente en la operación y los cuidados de estos niños.

Kasse Mansour y Bamba Mbaye, de siete y cuatro años respectivamente, llegaron a Sevilla el pasado octubre. Volaban solos para que un personaje anónimo les devolviera las energías escondidas en un corazón enfermo. Después de ellos han sido otros 16 los que han pasado por alguna de las dos clínicas andaluzas que colaboran con esta ONG. Ya en el avión cuentan con los cuidados de las azafatas que se encargan de ellos hasta que llegan a sus destinos, pero sus padres no pueden acompañarles hasta el país que, si hay suerte, les va a devolver la vida. El cuartel general de esta ONG, Tierra de hombres, está en Suiza y en Andalucía los voluntarios pusieron en marcha este programa médico para la infancia más necesitada del mundo el pasado octubre con éxito total: "Todos han pasado muy bien la operación pero somos conscientes de que en algún momento eso no será así porque en otros países ya ha pasado", explica María Antonia Jiménez, responsable de la organización humanitaria en la comunidad. La intervención quirúrgica a la que se enfrentan estos niños es muy complicada y las condiciones en que llegan con "los organismos machacados" no ayudan a la mejoría. Pero los equipos médicos "que se han volcado en el cuidado de estos niños" han podido comprobar la rapidez con que se recuperaban tras ser intervenidos y cómo comenzaban incluso a chapurrear en nuestro idioma. De hecho se convierten en las mascotas de los hospitales. Todo el mundo pregunta por ellos y los propios médicos se los llevan a casa en ocasiones para pasar el fin de semana. Para María Antonia Jiménez el balance no puede ser más positivo. No se cansa de dar las gracias a los facultativos y a los voluntarios que colaboran en este programa -sólo en Sevilla hay casi 150- que no permiten que los niños, enfermos en un país extraño y alejados de sus familias, estén solos en ningún momento. Familias de acogida se encargan de darles un hogar las semanas posteriores a la operación hasta que regresan de nuevo a sus países. Su corta estancia en España supone para ellos un mundo totalmente ajeno, porque la mayoría proviene de familias extremadamente humildes del África más castigado. Tierra de Hombres no sólo se dedica a programas de atención médica sino que han puesto en marcha otros cuya misión es paliar la angustiosa situación de los niños que están en las cárceles, de los refugiados, prostituidos, de los que tienen SIDA y un eterno y penoso etcétera. EL ocho de octubre de este año, cuando se cumplan 12 meses desde que esta organización humanitaria empezó a funcionar en Andalucía, se celebrará una fiesta benéfica en el Club Zaudín Golf patrocinada por Cadena Dial donde diversos artistas actuarán desinteresadamente para conseguir más fondos. "La gente que colabora con su dinero tiene que saber que se está usando y que se está usando bien", aclara la responsable de esta asociación humanitaria en Andalucía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de agosto de 1998.

Lo más visto en...

Top 50