Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

20 muertos en dos matanzas durante la visita a Argel de la "misión Soares"

Dos nuevas matanzas de civiles, las primeras dadas a conocer desde que el miércoles pasado llegó a Argel una misión informativa de la ONU encabezada por el expresidente portugués Mario Soares, han sido cometidas en la noche del sábado al domingo en el oeste de Argelia, dejando un saldo de 20 muertos. En Buihi (en la región de Tlemcen, próxima a la frontera con Marruecos), un grupo armado asaltó una aldea y degolló 12 personas, según un comunicado oficial. La otra matanza fue perpetrada por un comando en Sidi Otman, cerca de Saida, 420 kilómetros al suroeste de Argel, donde fueron asesinadas otras ocho personas.

A pesar de las importantes operaciones militares con blindados, artillería y aviación desarrolladas en esa zona en los últimos meses, y de los centenares de bajas sufridas por el Grupo Islamico Armado (GIA), se siguen cometiendo atrocidades contra poblados aislados y sin protección.

Las ciudades, sin embargo,tampoco escapan al terrorismo. El pasado viernes, la explosión de un coche bomba en Tlemcen causó varios heridos e importantes daños materiales. Otro artefacto explosivo fue desactivado esa misma noche en otro barrio.Se trata de los atentados más importantes revelados en los últimos días, mientras la misión de la ONU continúa sus contactos en Argelia.

Investigación internacional

Soares y las seis personalidades que le acompañan mantuvieron ayer entrevistas con delegaciones del Frente de Fuerzas Socialistas (FFS) y de la Reagrupacion por la Cultura y la Democracia (RCD), las dos principales formaciones políticas de la región bereber de la Cabilia. El primer secretario del FFS, Ahmed Yedai, reiteró su petición de que se envíe "una misión internacional de investigación" a Argelia, a lo que el Gobierno se opone.Soares se había reunido el día anterior con el jefe del Ejército argelino, el general Mohamed Lamari, quien dirige en persona las operaciones antiterroristas de envergadura. De esta entrevista no ha trascendido ninguna información y la delegación de la ONU guarda un mutismo total.

Luisa Hanun, dirigente del Partido de los Trabajadores, aseguró el viernes que la misión de la ONU está muy interesada en conocer la situación creada en torno a la lengua bereber, que ha abierto "un nuevo frente de violencia abierto en el país".

El secretario general de la ONU, Kofi Annan, quiere tener un informe exhaustivo sobre la situación en Argelia antes de emprender algún tipo de iniciativa, según medios diplomáticos en la capital argelina. De hecho, Soares aborda con sus interlocutores no sólo los espinosos problemas del terrorismo, sino también de "los medios para salir de la situación actual". A la vista de los extensos interrogatorios que lleva a cabo la misión Soares, el diario Le Matin se preguntaba ayer si la delegación de la ONU "no estará convirtiéndose en una comisión de investigación".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de julio de 1998