Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Enseñanza rechaza el reparto de alumnos inmigrantes entre las escuelas catalanas

El consejero de Enseñanza, Xavier Hernández, se opuso ayer de forma pública y rotunda a la propuesta que hace meses lanzó el síndic de greuges, Anton Cañellas, sobre la distribución de los alumnos inmigrantes entre todos los centros financiados con dinero público, entre los que se incluyen los privados concertados. En su último informe, el Síndic recuperaba una propuesta del propio Departamento de Enseñanza en la que se aconsejaba no permitir que más del 15% del alumnado por centro fuera de origen inmigrante. En el informe se hacía especial hincapié en que la distribución se debía realizar "preferentemente" dentro de la misma zona educativa. Hernández criticó la idea del reparto basándose en el argumento de que "el departamento no puede ir contra la libertad de elección de los padres". Y caricaturizó el proyecto del Síndic, apoyado por gran parte de la comunidad educativa aunque no por todas las asociaciones de inmigrantes, preguntándose de forma irónica: "¿A quién repartimos, sólo a los niños de origen africano o también a los japoneses? ¿Vamos a enviar a un alumno de Ciutat Vella a Pedralbes?". El consejero insistió en que su departamento busca mecanismos distintos del reparto para integrar a los alumnos inmigrantes. "Por ejemplo, la acogida en grupos reducidos de alumnos que se incorporan tarde al curso escolar", indicó. En relación con las acusaciones de la ministra de Educación, Esperanza Aguirre, quien aseguró que en Cataluña se dan clases de castellano en lengua catalana, el consejero de Enseñanza reiteró que esa afirmación no responde a la realidad. Sobre la polémica que causaron estas declaraciones, Hernández señaló: "No creo que beneficie electoralmente al PP, aunque sí satisface a sus bases más radicales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de julio de 1998